LUIS E. VALCÁRCEL

Ante un estado que no había podido imaginar una sociedad donde convivan diversas etnias en pie de igualdad, insurgió el indigenismo. Su aparición fue el resultado de un credo que combinando el misticismo andino con el razonamiento occidental, buscaba reivindicar a una raza martirizada, restaurando su fe milenaria en un proyecto contemporáneo.No fue una religión pero tuvo apóstoles incansables, como Gamaniel Cuarta (Arturo Peralta), Rumi Maqui (Teodomiro Gutiérrez), Atusparia, Dora Mayer, Pedro Zulen y Luis E. Valcárcel; quienes representaron la visión cósmica de restablecer nuestro escenario nacional en los Andes, devolver el protagonismo a las comunidades campesinas y afirmar el indigenismo como sistema doctrinario.  Valcárcel unió a su pasión autoctonista su universalidad académica, que le permitió despojarse de resentimientos infértiles, para transformar sus sentimientos en conceptos y estos en programa. Por sus investigaciones pioneras es considerado el padre de 

la antropología y la etnología en el Perú.
 Se graduó en la Universidad del Cuzco (1913), en donde ejerció la docencia desde 1917, generando a través de su magisterio una corriente predominante de rescate de....
En 1927 fue uno de los inspiradores del grupo pro-indígena "Resurgimiento", nacido en la ciudad del Cuzco, por cuya causa sufrió prisión. Este mismo año dio a publicidad su obra más impactante "Tempestad en los Andes", en cuyas páginas resuena el gemido doloroso de hombres que visten ponchos, calzan ojotas y cargan sobre sus sangrantes espaldas el yugo de nuestra indiferencia. Valcárcel nos transporta a un mundo que la especulación occidental no ha comprendido, que nuestra legislación no ha incorporado, que la economía sólo ha explotado. Rompe las barreras lingüísticas, para contemplar en el quechua, en el huanca o en el aymara, más que a un peruano sin voz.
"Tempestad en los Andes" es el primer manifiesto indigenista; este...anunciaba su pronta redención.

A partir de 1931, Valcárcel pasó a ocupar la cátedra de Historia del Perú en la Universidad de San Marcos. Alternó su labor docente con su afán divulgador, para ello usó como medio el periodismo, colaboró con "El Comercio", "El Sol", "El Sur" e "Incanida" del Cuzco; en la capital fueron frecuentes sus colaboraciones en "Amauta", "La Sierra" e "Inca". Durante el gobierno constitucional del Doctor José Luis Bustamante y Rivero fue llamado a ocupar la dirección del Ministerio de Educación (1945-1947). En 1977, en reconocimiento a su fructifica labor se le concedió el Premio Nacional de Cultura en el área de Ciencias Humanas. Finalmente, en 1982, fue propuesto por una serie de instituciones nacionales e internacionales como candidato al Premio Nóbel de La Paz.
Además de "Tempestad en los Andes", escribió más de 25 obras entre las que destacan "Del ayllu al Imperio" (1925); "Gracilazo el inca" (1939) e "Historia del Perú antiguo a través de la fuente escrita" (1964).

El indigenismo llenó un espacio histórico, sus influencias se extendieron a la literatura, la pintura y la política. Luis E. Valcárcel llegó a contemplar cómo en la variedad de etnias el Perú puede construir su unidad como nación, buscando hacer, como en las novelas de José María Arguedas, de ("Todas las Sangres...)". 


por LA VOZ DE TACNA / ROJO & BLANCO

www.peruanita.it