TERREMOTO ASOLA LA REGIÓN SUR – MEDIO DEL PERÚ

Escrito por Lic. Humberto Matos Jiménez


Un sismo de gran magnitud se ha producido el día miércoles 15 de agosto, a las 6:41 p.m. el cual ha tenido una duración de aproximadamente 2minutos y algunos segundos más ( considerado como uno de los más largos de los últimos años ), por lo que ha provocado impredecibles consecuencias.

Según los reportes de prensa, el epicentro se manifestó en el mar a unos 169 kms de distancia de la costa y a una profundidad de aprox. 47 kms.

Terremoto en Perú: 387 muertos según un ...



En donde la Placa de Nazca se ha rozado ( tan sólo se rozaron y no se golpearon, pues otros hubiesen sido sus resultados ) con la Placa Continental Sudamericana, debido al movimiento continua de las placas Tectónicas y por encontrarnos, nuestro territorio en una geografía que corresponde al temible anillo de Fuego. Hay que tener en cuenta que el grosor de cada Placa es del orden de 30 a 70 kms de espesor, por lo cual cada pequeño toque entre ellas, generan una gran furia y reacción natural, que la Humanidad no puede soportar sus respectivas consecuencias

La naturaleza, en esta oportunidad eligió el sur - medio del Perú, para ensañar toda su furia, sobre las localidades de Villa El Salvador, Mala, Lurín, Chilca, San Vicente de Cañete ( En la Región de Lima ); Chincha, San Clemente, Pisco, San Andrés, Paracas, Ica, Nazca y otros pueblos costeros e interiores de la Región de Ica.

Los cuales han sido afectados terriblemente, siendo arrasados por este movimiento telúrico que ha dejado asolado calles, plazas, viviendas, colegios, edificios, almacenes, templos, ( todo tipo de edificaciones); puentes, puertos, caletas y otros tipos de construcciones las cuales hasta antes de este reporte aún se encontraban de pie, en donde la población aun realizaban sus labores cotidianas y actividades rutinarias.

El movimiento ha sido tan fuerte que su radio de acción ha sobrepasado los límites de la región Ica, pues se ha sentido inclusive aquí. En el campamento minero de Cuajone, en la Región Moquegua (haciéndonos recordar lo que nosotros los Moqueguanos experimentamos en el pasado en junio  del 2001), muy a pesar que el movimiento; en esta oportunidad miércoles 15 de agosto,  no fue percibido por todos, sin embargo si se pudo sentir en construcciones y edificaciones elevadas,  (como a partir de un tercer piso ) en donde las construcciones se han movido al ritmo de una mecedora de un lugar a otro, pero con la percepción prolongada de más de dos  minutos y entrecortados con dos movimientos sísmicos; (desde aquí de Moquegua, lugar en donde se escribe el presente artículo, se manifestó un poco la experiencia compartida de aquellos momentos difíciles naturales ya pasados y superados felizmente); pero no confiados sino vigilantes y atentos ante lo que pueda suceder en el futuro, porque ante lo acontecido ahora en Ica, nosotros en Moquegua, debemos meditar y reflexionar por lo que pueda venir en el designio de la naturaleza. 

Al empezar los enlaces noticieros nacionales, televisivos ( no los radiales pues ellos ya lo habían anunciado en el mismo momento del hecho ) más allá de las 7:00 p.m. nos empezamos a informar oficialmente sobre el lugar exacto en donde sucedió el Terremoto, ya se anunciaba desde los Institutos Geofísicos, que era un movimiento telúrico poco usual, ya que este se había sentido por el sur hasta Tacna en Perú y Arica en el norte de Chile; en forma leve; mientras que por el norte había alcanzado grandes magnitudes de sensación; llegando a sentirse en la Capital del país (Lima), todo el norte del Perú, en territorio de Ecuador, Sur de Colombia, parte de Panamá, parte de Costa Rica e inclusive hasta El Salvador ( realmente de grandes proporciones territoriales ). 

Así el Instituto del Mar, en la sede de Hawai ( EE.UU. ), anunciaba un posible maremoto en las costas del Perú, por lo que la Marina del Perú y el Gobierno, coordinaron de inmediato con las localidades costeras, para que se inicien las respectivas evacuaciones y previsiones para evitar algún tipo de nueva calamidad.

 

Observe el movimiento de las capas de las Placas Tectónicas del Perú

Algunos medios manifestaron que el sismo fue de una intensidad de 7.7. y otros de 7.9 , lo cierto es que fue a una gran proximidad al grado 8 en la escala de Richter, la cual produce destrucción, fuertes y severos agrietamientos en muros de viviendas, se inician las caídas de cornisas, techos voladizos, tejas, viviendas que tienden a rajarse y a ceder sus bases para desplomarse muros y paredes, los postes y semáforos se inclinan hasta quebrarse y caerse, los cables de energía, bailan y al caer chicotean, las pistas y carreteras se agrietan y se hunden; nosotros los que vivimos en Moquegua ya tenemos dicha experiencia y vivimos días y semanas de angustias en tiempos de traumas, debido a la continuidad de replicas y temblores continuos entre suaves y medianas vibraciones de tierra. 

Pero en verdad, muy a pesar que la intensidad ha sido casi similar a la de Ica, no hemos sido tan asolados ni tan castigados como nuestros Hermanos del Sur - medio del Perú; ( las imágenes que surgieron  a partir de la madrugada, han sido muy reveladoras, angustiantes y penosas, ya que nosotros también sufrimos caídas de viviendas y construcciones, pero no en tal magnitud ) ya que se observan y aprecian manzanas y cuadras completas de casas en el suelo y reportándose cada 6 horas cifras de muertos y heridos que aumentan con el transcurrir de los días.

La imágenes son tan desgarradoras, que realmente nunca sabremos con exactitud la magnitud del desastre ocasionado, por todo lo apreciado, pareciera que Ica y todo su territorio regional ha recibido un gran bombardeo aéreo, tanto daño y destrucción irreparable.

Es muy probable que el llanto, el dolor, el sufrimiento, la desesperación, la angustia y la misma esperanza y fe por ser atendidos se entremezclen en todos aquellos que hoy son victimas del impresionante terremoto; de este año teniendo en cuenta que esta tierra ya fue castigada en años anteriores; tanto en el terremoto de 1996 y en el aluvión de 1998, heridas frescas que aún no habían terminado de sanar y que hasta antes de este último terremoto, Ica se estaba convirtiendo ya en una Ciudad prospera y de dinámica muy comercial; ( pues en la última pudimos apreciar como habían crecido los barrios residenciales, los centros comerciales, la llegada de varias Universidades Particulares, la instalación de un almacén de Saga Falabella, y la construcción de cómodos ambientes para los Cines UVK, que han creado mayor movimiento poblacional y gran intensidad comercial por su proximidad con Lima le permitía mantener esos contactos culturales, sociales, comerciales y de corte moderno, sin embargo, ahora, después de este desastre esta mostrando su verdadero rostro de pobreza, abandono, desorganización, y caos en la que se ha envuelto el lugar; sumándose el desorden en el que esta incurriendo el propio gobierno la de no hacer efectivas las ayudas humanitarias nacionales e internacionales llegadas en los últimos días para atender a nuestros hermanos de Ica en desagracia ahora.

Después de las 8: 00 de la noche, ya se reportaban entre 6 a 8 fallecidos,,, luego 15 y las cifras iban aumentando, porque se anunciaba en Lima, que el epicentro estuvo frente a la Ciudad de Pisco (desde el anuncio, por los lugares mencionados, ya se presentía lo que había sucedido; pues por lo que hemos tenido la oportunidad de viajar por tierra en forma continua, no es un secreto que dichas viviendas y construcciones próximas  a la carretera panamericana sur, están o estaban hechas de adobe, adobón, quincha, esteras y palos, sobre un terreno arenoso casi siempre húmedo por la inclemencia del tiempo ( en donde muchos muros y paredes encontraban humedecidas)y por lo que sucedió hace muchos en Nazca, era ya de temer lo peor. Aunque también se han podido observar construcciones de material que han colapsado como el Hotel Libertadores, el Hotel Embassy frente a la Plaza de Armas de Ica, el exclusivo Hotel Paracas en el balneario y centro turístico del mismo nombre; entre otras sólidas construcciones, que serán materia de estudios para futuras construcciones y reconstrucciones, que le permitan soportar nuevos sismos. ( ya aquí la tierra siempre tiembla ) 

Como era de esperarse, esa noche los que no estábamos en Ica, nos fuimos a dormir cansados de la tarea diaria, constesnardos por los hechos sucedidos, por el leve movimiento sentido aquí en Moquegua, por las noticias radiales, por las pocas imágenes vistas aún, las cuales no correspondían a Ica, sino solamente a Lima y alrededores, en los primeros minutos y horas después de la trágica noticia ( pero los que ya habíamos vivido situaciones similares, no nos fuimos a dormir tan tranquilos, sabiendo lo que tenía que suceder, que la tierra en Ica siguiera temblando, mientras nosotros dormíamos en le resto del país) y como era de esperarse esa noche los medios de comunicación transmitirían toda la noche sin descansar, ( con excepción que las líneas telefónicas,, el orgullo del crecimiento de la población del país, especialmente de la telefonía móvil, no funciono ni respondió como se estimaba… gran decepción para miles de familias, quienes esperaban comunicarse con sus seres queridos.) 

Al amanecer del día jueves, la situación fue más real, pues ya muchos reporteros durante la noche y la madrugada habían llegado a los primeros lugares afectados. Antes de acostarnos se habían anunciado unos 46 muertos y mas de 300 heridos, por la mañana temprano las cifras alcanzaban los 337 muertos y casi un mil de heridos ( fueron contabilizados en tan solo cuestión de horas) Hasta antes del sábado ya alcanza una cifra superior, de unos 500 muertos, cifra que aún no son resultados definitivos; aunque en verdad nunca sabremos la cifra exacta de perdidas de vidas humanas en su totalidad., por la gran cantidad de desaparecidos. 

Las cámaras y los reporteros de TV, manifestaban que muchas Iglesias y construcciones Coloniales habían colapsado, y que justamente en los instantes del inicio del movimiento sísmico en muchas de ellas se realizaban oficios religiosos en homenaje a la Virgen de la Asunción, entre otras misas familiares, por lo que se estimaba resultados nada gratos ni alentadores con la vida y la salud de los pobladores di dichos lugares. 

Ahora nos queda a todos los peruano de aquí y de fuera; a todas las instituciones públicas, privadas, empresas, y hasta en forma personal; brindarle una y dos manos de ayuda a nuestros hermanos que han sido castigados por la furia de la naturaleza, tan sólo se espera que esto que hoy estamos sufriendo pueda pasar pronto y que las heridas puedan curarse y renovar el espíritu de fe y esperanza en Dios, nuestro Señor, quien nos  esta enviando un sagrado mensaje de mejoramiento y crecimiento como personas.

Lamentablemente la ayuda, pasada ya varios días no esta llegando adecuadamente, pues faltan maquinarias, las tuberías de agua y alcantarillado han colapsado y no hay líquido elemento ni alimentos, pues hay damnificados que nos e alimentan en varios días; por lo que se esta dando pie a la organización y formación de bandas y actos de pillaje, quienes están saqueando a los vehículos,autos, buses, camiones y cuanto tipo de movilidad que transitan por la carretera panamericana sur, para llevarse lo que quieran. ( no sabemos si para traficar o por acto de desesperación).

El tiempo no debe hacerse esperar más, seguramente en el transcurso de la semana seguiremos viendo, observando y apreciando sobre los escenas de dramatismo desgarrador y de repente nos daremos cuenta de las deficiencias o aciertos de los organismo de Estado para cumplir con su rol y obligación de atención a su pueblo que hoy más que  nunca lo necesita.

Hoy debemos rogar a Dios para que no permita que esto vuelva  a suceder ni repetirse, porque realmente ha sido una gran perdida de vidas humanas y bienes materiales; lugares en donde el 80% de sus construcciones ya no existen, y que con las campañas de solidaridad e identidad y compromiso de ayuda iniciadas la misma noche ( o partir de la manifestación del evento telúrico)

Lo que Ica le ha sucedido en este tiempo, a nadie le ha sucedido antes en esta tremenda proporción, pongámonos en su lugar de ellos y mencionemos estos sentimientos…(llanto, dolor, sufrimiento, desesperanza, aflicción, incomprensión, soledad…cuanto más podríamos agregar???)

Lo aquí acontecido, que no nos suceda a otros… Practiquemos continuamente los simulacros; seamos serios, asumamos conciencia y roles de responsabilidad, alentemos a la Cultura de la previsión para estar preparados y saber afrontar a los embates de la naturaleza.

Lic. Humberto Matos Jiménez hmatosjimenez2001@yahoo.es

PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2007
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved