SAN AGUSTÍN DE TORATA

Como era costumbre en tiempos de la Colonia, muchos de estos lugares del Perú; alejados de la Capital Colonial o de la “ Ciudad de los Reyes” ( Lima ); estaban llenos de nativos o “ indios “, ( término mal aplicado, el cual provenía desde la llegada de Cristoforo Columbus al arribar al Caribe en sus primeros viajes ) como así tenían costumbre de denominar los “ chapetones “ (españoles con mejillas rosadas ).

Transcurrían el 1619 ( año de nuestro Señor ) y estas lejanas tierras del sur peruano, estaban asignadas al Prelado de la Iglesia; específicamente al Obispado de Arequipa; surgiendo la figura del Obispo Pedro Perea y Grimaldo, quien la segregó de la Doctrina de Moquegua para dar origen a una nueva al lado de las tierras de Yacango junto con las tierras de Torata, denominándose: “ San Agustín de Torata “, las cuales van a perdurar con este nombre durante todo el Virreinato del Perú.

Pero estas tierras; fueron testigos presénciales de hechos y eventos mucho más antiguos, como el de remontarnos hasta sus orígenes; por aquí trascurrieron recolectores, cazadores y primeros horticultores; de ellos se puede evidenciar por la presencia de huellas regadas en todo el territorio, como una gran variedad de petroglifos ( tallas en trozos de piedras), los cuales encuentran diseminados y que su observación nos permite testimoniar las actividades primigenias que llegaron realizar los antiguos pobladores de estas comarcas en el pasado.

Se pueden mencionar presencia de restos y vestigios halados y aún por hallar bajo el suelo de estas tierras moqueguanas; de los elementos hallados, nos podemos referir a Cuajone, Alto Torata, Azana, Pocata y Quellaveco en las partes alto andinas, similarmente si hacemos recorridos por los bordes del litoral de Ilo ( frente al mar ); también podríamos encontrar gran cantidad y variedad de petroglifos que evidencian sus labores cotidianas en el pasado; como recolección, cacería, pastoreo, horticultura entre otras,; los cuales son símbolos de admiración en el presente y motivo de orgullo de nuestra localidad y Región Moquegua.

Estos hombres primigenios con más de 10,000 años de antigüedad; fueron evolucionando hasta ir estableciéndose en pequeños grupos humanos y luego construir aldeas y viviendas rusticas, para luego ir ampliando su población en asentamientos urbanos, barrios y ciudadelas sin descuidar sus respectivas actividades.
Es probable que en tiempos antiguos, aquí halla habido abundante o gran cantidad de agua ( aún en el valle bajo de Moquegua, pueden encontrarse “ ojos de agua” o “ puquíos “entre los poblados de San Antonio y Omo), ya que el término ” MOQUECHUA “ significa ( tierra húmeda , lo cual ya no es apreciable en estos tiempos; por una diversidad de motivos como: sequías, cambios climáticos, desviación de cursos de agua y reservas de agua, como en las partes alto andinas, en donde se han almacenado gran cantidad de líquido elemento con varios fines; como la construcción de la Represa de Pasto Grande y la Laguna de Vizcachas que sirve con fines de consumo humano y reserva agrícola de la población y valle de Moquegua; también se encuentra la Laguna de Suches, cuya captación de agua esta destinada con fines mineros; tanto para las zonas industriales en donde es muy necesario para la captación de burbujas que permita atrapar a las moléculas de cobre, así como la Concentradora y el proceso de Lixiviación, una gran parte de esta agua se dirige por tuberías hacia los Campamentos Mineros de Cuajone ( en Moquegua ) y de Toquepala ( en Tacna ); para las necesidades básicas y elementales de los trabajadores y sus familiares que residen ahí.

El expansionismo urbano en Moquegua, en el pasado, se fue realizando estratégicamente; tanto en las faldas y cima del Cerro Baúl ( impresionante atalaya natural, el cual es el guardián permanente de Yacango y Torata ); así como en las faldas del Cerro Mejía, como se evidencian por los hallazgos realizados en las excavaciones propiciados por los laboriosos profesionales en Arqueología del Museo Constisuyo.

Es posible poder observar construcciones de gran cantidad de muros, tapias, escalinatas y cimientos tanto de piedra como de laja diseminados en varios ámbitos de estos lugares propios de la localidad; los cuales hoy se han convertido en ruinas, que se muestran como mudos testigos de lo que aconteció en el pasado. Aquí sus primeros habitantes fueron “los Cochunas” o “ Cuchunas “ y sus vecinos “ los Yacangos “; quienes tuvieron una vecindad remota con “los Huracanes” y “ los Estuquiñas ”; quienes emplearon caminos tortuosos y trochas para comercializar a través de las quebradas movilizándose entre las Cataratas o caídas de agua de Mollesaja y la “ 7 Vueltas “; siguiendo el curso del río Torata y aguas abajo por el río Huaracane, muy cerca a los poblados de Estuquiña y los Ángeles; quienes presumiblemente tuvieron sus raíces Aymaras o Altiplanicas.

Estos pobladores pudieron dominar el medio natural, adaptándose con tanta facilidad que les permitió desarrollarse y hacer su propia Cultura, como así se puede observar por los restos existentes y elementos rústicos hallados, durante casi todo el trayecto.
Pero esta presencia local y su desarrollo propio no duraría por mucho tiempo, porque con el fortalecimiento del reino Qosqo ( unos cientos de kms hacia el nor-este), las huestes de la organización Imperial Inca; llamado Mayta Capac; quien con su disciplinado y férreo ejercito militar; vino a estas tierras con la misión de conquistarla y expandir su recién formado gobierno imperial, con serias intenciones de someter e integrar a estas poblaciones al futuro Contisuyo, en sus trayectoria muchas comarcas, aldeas y poblados de las partes alto andinas, ya habían sido anexados e integrados con suma facilidad pero justamente aquí, entre las tierras de los Curacas de Yacango y Torata; el Inca Mayta Capac encontrara una fiera y cerrada resistencia, lo que motivo a que el Zapa Inca tenga que demostrar su sabia y acertada estrategia en tácticas militares, ya que los Cochinas, decidieron no someterse ante el Incanato por voluntad propia y por el contrario decidieron sublevarse y ponerse en pie de guerra, refugiándose dichos guerreros con sus respectivas familias en la cima del Cerro Baúl, por espacio de más de 50 días; los Incas ya experimentados en estas lides de guerra, decidieron no agotares y por lo contrario, acamparon en los alrededores y con suma paciencia dejaron pasar los días hasta ver que sucedería, y es así como pasado más de 7 semanas; es que se animaron a organizarse para empezar el ascenso; los Cochinas por su lado enviaron un emisario para indicarles que iban a liberar a su menores hijos, porque tanto el agua, como los alimentos ya se les habían agotado y por ellos los Incas decidieron aceptar sus sugerencias y brindarles refugio y atención a todos los niños que ellos soltaron, de esta manera la avanzada militar y el ataque de las tropas incaicas sería mucho más violento y certero, se libraron algunas escaramuzas y ataques en la parte lata del cerro , en donde la superioridad numérica y la organización del ejercito Inca pudo más que las débiles defensas de los Cochinas, ese mismo día antes del anochecer , los Cochinas fueron derrotados; dicen las fuentes orales y algunos manuscritos, que este pueblo local, fue perdonado por el Inca, debido a su decidido arrojo y valentía desafiante; pero estas versiones podrían ser dudosa y escapar de la verdad, pues como todo sabemos, los Incas tenían dos estrategias reconquista, en forma pacífica o violenta, y es probable que tal vez no hallan podido finalmente perdonar a este pueblo que los encaro y reto ante su paso de invasión y se podría deducir; por las piedras encontradas en la parte alta y por observarse restos quemados y también por los tipos de construcciones, que son de estilo netamente Inca, recordemos que los Incas destruían y arrasaban todo de lo que pertenecía al enemigo, para que no quede nada de ellos para el futuro, respetando sus consignas y términos ya planeados con anticipación y que se convirtió en una constante durante todos los territorios en donde hubo la influencia del legendario Tawantinsuyu.

Lo cual se evidencia por los restos hallados no solamente en la cima del cerro Baúl, sino también en los alrededores, como son cerro Mejía, Ciudadela de Alto Torata, Ilubaya, Quele, Camata; entre otros lugares próximos y distantes, en donde se plasmaron y se sentaron sus construcciones como símbolos de victoria y de afirmación de su posesión territorial obtenida sobre cualquier pueblo que pretendiera conspirarse o sublevarse.

Los sobrevivientes Cochunas (si quedaron), se convirtieron en “ Thuritas “; que significa: (detenerse sin caer) (pararse firme); presumiblemente el Inca decidió colocar aquí un puñado de mitayos Qosqueños, para transmitir oralmente lo que había sucedido y mantener una tradición de generación en generación hasta llegar hasta nosotros por estas mismas fuentes.(para integrar las costumbres autóctonas con las nuevas influencias Incaicas)
Realmente esta Historia en las tierras de los Toratas se muestra con sumo agrado y de mayor interés al leerla porque permite recrearnos con dichos pasajes y narraciones locales.

Cuando Torata ingresa a la etapa Colonial, llegan hasta nuestra tierra una gran cantidad de encomenderos y futuros hacendados españoles decididos a radicar y explotar estos lugares; por ser considerado como un lugar muy apacible por los europeos, quienes construyeron casonas hechas de barro, adobe, madera, amplias y con techos de mojinete y balcones de fierro y madera; poblándolas alrededor de la Plaza de Armas; frente a una hermosa e impresionante Iglesia Colonial de piedra ( hoy en refacción y reconstrucción total, debido a que fue afectada por el últimos sismo ), estos españoles se ubicaron en la lo que hoy es la Ciudad o pueblo de Torata; mientras que otros prefirieron alejarse y ubicarse o instalarse en la misma campiña y lugares cercanos al río, para instalarse con sus viviendas rústicas para sembrar plantas y árboles frutales traídos desde la península Ibérica como son: moras, ciruelas, duraznos, damascos, peras manzanas, higos; para integrarse con los árboles y plantas frutales autóctonas de la región como son: lúcumas, pacaes, chirimoyas, tunas entres otras aromáticas y deliciosas frutas.
Muchos españoles asentados aquí; decidieron construir sus respectivos molinos de piedra y madera, por lo fértil de la tierra y por la pureza del agua; en donde emplearon la técnica de separar y tritura los granos de trigo par convertirlos en harina y producir los más ricos e incomparables productos panificados en hornos de barro, que se convirtieron en los manjares y delicias más reconocidas de la región ; como son: los panes de Torata, las getonas, pan de estrella, pan con queso, las deliciosas y calientitas empanadas con abundante queso, los rosquetes cubiertos con azúcar, los maicillos, los dulces de maicena, los alfajores de miel…(¡uhmmmmm que delicias de verdad, como para deleitarse y disfrutarlo siempre, ya que nunca cansa de consumirlos…!)

En torta aún quedan , aunque pocas o menos que antes, pocas panificadoras, muchas de ellas ahora son de corte familiar, ya que participan todos sus integrantes, tal como lo hicieron sus ancestros, manteniendo las costumbres de antaño y agregando los “ secretitos familiares “, y por ello es que las actuales generaciones aún tratan de mantener estas viejas tradiciones que son realmente muy beneficiosas para la población local y urbana de Moquegua, quienes contribuyen al comercio interno y externo; por la gran demanda diaria de estos mencionados productos; tanto para el consumo local y para los visitantes que ahora recibe Moquegua,( en donde el pan de Torata siempre es requerido para llevar a los hogares ); Moquegua se ha convertido en una Ciudad de paso obligatorio; entre el litoral de Ilo ( frente al océano ) y sus nexos con Moquegua misma, Tacna, Arequipa, Lima y la región andina y del altiplano de Puno, llegando incluso hasta Desaguadero ( que es la frontera con Bolivia ) y próximamente con los poblados de selva de Madre de Dios y las ciudades Brasileñas próximas ala frontera; con la futura llegada de la Transoceánica ( que ya empezó a construirse hace 5 años atrás) .Torata después de la Colonia, cuando se extingue el Virreinato del Perú por la llegada del nuevo y aventurero sistema político denominado, la República ( aunque muchos lo repetían como una nueva corriente de moda, pero honestamente casi nadie lo entendía ), ya que era una mezcla de las nuevas tendencias europeas con las nuevas corrientes libertadoras que lucharon por la causa de la libertad de América.
Es así como Torata, se integra como Ex – Doctrina a la Intendencia de Arequipa, primero junto con Moquegua, para luego tener su propia administración como distrito a partir del 12 de noviembre de 1823; fue premiada y galardonada por su contribución a la causa de la Patria al permitir la defensa de los ideales libertarios contra las tropas realistas; librándose las batallas en las alturas de Ilubaya y Valdivia; ante estos hechos el pueblo de Torata fue reconocida por el Congreso del Perú, por su lealtad y patriotismo elevándose a la calidad de “VILLA HEROICA“ , por ley promulgada en el Congreso de la República, durante el gobierno del General La Mar; el 06 de junio de 1828 ( la cual es la fecha que se le considera como su acto de celebración por aniversario festivo y día central de su Homenaje al distrito de Torata.
En la actualidad Torata, esta a unos 20 kms de Moquegua; es un Distrito agrícola y ganadero que mantiene aún sus tradiciones y costumbres; (actividades que deberán ser fortalecidas e intensificadas, buscando las oportunidades de realizar ampliaciones agrícolas, ya que tiene muchas tierras descansadas y con gran potencial económico) tiene grandes oportunidades de desarrollo, pues recibe por ley del canon minero, sobre canon y regalías mineras, ya que en sus territorio se encuentran los ricos yacimientos cupríferos de la explotación minera de Cuajone, aunque muchas obras hay por hacer aún, los proyectos de obras aún s encuentran en una etapa de elaboración, preparación y futura aprobación ( ese es el problema cuando hay mucho dinero y aunque Uds. No lo crean, no se sabe que hacer con él) , porque aquí en nuestra región no contamos con planificadores ni proyectistas calificados y profesionales, que puedan generar obras de envergadura que permitan colocar a Torata, Moquegua en una Ciudad moderna y atractiva para las siguientes décadas (esto se deduce, por las cantidades de dinero que las autoridades de Moquegua, ya han tenido que devolver a Lima en años anteriores, por no tener proyectos concretos para realizar ).
Tal vez en los próximos años, Torata se convierta en una localidad muy pujante, ya que es puerta principal para las Comunidades alto andinas de la Provincia Mariscal Nieto y de la Provincia General Sánchez Cerro; que es camino obligatorio para llegar a los pueblos del Altiplano, ya que por aquí transitan diariamente y obligatoriamente servicio de buses de varias empresas para las ciudades de Puno, Juliaca y desaguadero (provenientes de Ilo y Tacna ) y en algunas oportunidades e pueden apreciar vehículos especiales y acondicionados para cruzar todo tipo de terreno con turistas europeos; especialmente de Alemania con rumbo a la Selva de Perú y hacia cruzar hacia el Brasil. También son observables continuos y frecuentes servicios diarios de camiones de transporte con placas del vecino país de Bolivia, por ser la ruta de la carretera Binacional. (Perú - Bolivia )

Torta tiene ahora una misión y una visión de convertirse en pocos años en un lugar de mucho atractivo turístico ( por lo cual se están poniendo en valor lugares históricos, que fueron afectados por los pasados terremotos ), pero aún tendrá que seguir organizándose para priorizar sus obras que permita mostrar y revalorar lo que tiene. Pero sin descuidar sus futuras opciones laborales productivas, porque por experiencias de otros lugares las administrativas, son meramente temporales y no generan producción efectiva permanente; por ello la recomendación para este pueblo apacible e histórico es que deberá ingresar en una política agresiva de reconstrucción de lugares monumentales, sitios arqueológicos y alberges apropiados para ser puesto en valor y permitir recibir Turistas de diversos orígenes; tanto nacionales como extranjeros, para que ellos, puedan disfrutar de los encantos que tiene esta tierra llena de Historia, paisajes naturales y encantos propios de este lugar maravilloso e inigualable por su clima; la campiña, el aire fresco ( limpio y oxigenado aún ) buena calidad de agua, aún también, que le permite producir productos variados de la región; pero sin descuidar sus canteras de finas piedras de laja ( que hoy son administrados por denuncios personales y de familias que no son ni de Torata ni de Moquegua ) y que ellos maliciosamente la están sacando de la localidad y exportando como piedras de otros lugares y que son muy apreciadas en Europa, especialmente en Italia, Bélgica y Alemania; entre otros países; los cuales deben rescatarse como Patrimonio local e intangible de la región para dar trabajo a la gente del lugar, así como las reservas de las recientes canteras de piedra granito, descubiertas recientemente en la localidad de Chuchusquea ( a veces nos ponemos a pensar maliciosamente para acertar, en el porque de tanta dejadez de hacer y construir carreteras de buena calidad en todo Moquegua, no será que es mejor así como para evitar que los recursos que tiene Moquegua, deben de llevárselo otras personas, otras familias, otras empresas en nombre de terceros y por eso aparentemos ante los ojos del mundo, como lugares de pobreza, teniendo tan riqueza en el suelo y subsuelo )

Bien por todo esto y mucho más, tal vez aún falte mucho por contar de Torata, que es parte dela tierra bondadosa de Moquegua, Ud. Deba animarse a venir a conocerla… MOQUEGUA POR SUS ENCANTOS ; Y por supuesto no dejar de visitar: ¡ LA VILLA HEROICA DE TORATA!

Y cuanto mucho más hay por ver, visitar y conocer…. MOQUEGUA LOS ESPERA…VENGA A VISITARNOS.

Escrito por Lic. Humberto Matos Jiménez hmatosjimenez2001@yahoo.es 

PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2007
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved