OMATE, UN BELLO VALLE ESCONDIDO ENTRE LOS ANDES DEL SUR
Escrito por: Prof. Humberto Matos Jiménez
hmatosjimenez2001@yahoo.es

El valle de Omate presenta un clima seco y soleado casi todo el año. La temporada de lluvias se producen durante los meses de diciembre hasta abril.  El valle de Omate es uno de los más fecundos de la Región Moquegua, presenta un paisaje hermoso donde destaca el verdor de sus cultivos.  Omate o la Villa de San Lino de Omate, es un Distrito q ue pertenece a la provincia del Gral. Sánchez Cerro, límite con la Región Arequipa y con la Región Puno. Dentro de la Provincia Sánchez Cerro se encuentran los siguientes Distritos: Omate, Puquina, Ubinas, Ichuña, Matalaque, La Capilla, Chojata, Quinistaquillas, Coalaque, Lloque y Yunga.

En lo que a la historia inciales refiere de Omate, nos podemos remitir a que sus primitivos habitantes de los diferentes caseríos y pueblos del territorio de Moquegua, al parecer tuvieron los mismos orígenes , tal vez desde el este, descendientes de los primeros Uro-Puquinas, desde las orillas del lago Titicaca o de algunas de islas o islotes del mismo lago, se pueden relacionar incidencias históricas similares, cuando en tiempos remotos hubieron enfrentamientos con pueblos Aymaras durante el proceso bélico de los jefes o curacas expansionistas de la meseta del Collao, los cuales fueron expulsados de sus tierras y desplazados hasta estos espacios geográficos de Moquegua, provocandose un exodo hacia el sur de Tarapacá y Atacama.

Pero sería tan sólo el incio, ya que detrás de los Aymaras, vendrían luego los Quechuas al mando de Mayta Capac, quienes por ser hijos del sol, estan muy interesados e integrados con seguir el camino solar busacndo siempre las rutas hacia el poniente, quienes después de conquistar y establecerse en estos típicos parajes para imponer su Cultura y civilización, le seguirían finalmente los pasos los Castellanos de Europa para extirpar la cultura andina e imponer la suya, proveneniente de la Península Ibérica, y esta se convertiría en la ruta obligatoria para diriguirse hacia el extremos sur, iendo y viniendo por estos caminos en primer lugar; las tropas de Pizarristas y Almagristas, quienes habían pretendido conquistar las tierras de los de Chile; para luego hacerse un paso obligatorio de arrieros y comerciantes.

La tranquilidad de las tierras moqueguanas, le permitió a más de un aventurero español, establecerse definitivamente en estos agradables espacios geográficos muy pacificos y agradables parajes, que les permitio radicar entre sus aromáticos y muy fertiles valles de Omate; naturalmente que la ejecución del Capitán Diego de Almagro en el Cusco, ordenado por los pizarristas al mando de Hernando Pizarro, es así que dichos temores fundados obligan a que muchos soldados Almagristas, desistan de seguir luchando y decidan finalmente establecerse en estos apacibles lugares del sur peruano, el clima benigno y la tierra buena les permitió iniciarse en los trabajos agrícolas y ganaderos para sobrevivir, más tarde Francisco Pizarro, decidió premiar a todos los encomenderos que lo habían acompañado en la empresa aventurera de la Conquista del Perú y encargo a Martín López de Carabajal, vecino de Camaná, para otorgarle la Encomienda de Omate asignandole unos 287 indios acompañado del Cacique principal llamado Caila, para que dicha indiada sea repartida entre los poblados de Omate, Coalaque, Coala, Tamana, Hamvasi, Acambaga, Yabaga, Jurama, Laqui y Chica. Con sus provisiones asignadas se presento ante el Gobernador Garci Manuel de Carbajal y ante Alonso de Luque, quien era el Escribano Real de su Majestad para solicitar la posesión asignada en la provisión y en cumplimiento de la cual el Alcalde le entregó oficialmente a Martín López de Carbajal lo que se le había ofrecido.

Pasada las guerras entre Encomenderos; el Virrey Toledo entrego a Gaspar López, hijo del Encomendero Martín López las encomiendas de Quinistacas y Coalaque. Omate, fue conocido desde los tiempos antiguos por los mismos naturales como Ansi, que era un anexo de Puquina y se convirtió en Curato o Doctrina antes de la creación del Obispado de Arequipa. En 1586 se construyó el pirmer templo de adobe dedicado al Patrono San Bernardo. Al cabo de pocos años , el 15 de febrero de 1600 se inció la erupción del volcán de Omate más conocido como Huaynaputina o de Quinistaquillas.

El término Huayanaputina, proviene de las voces: “Huayna –mozo “ y “ Putina – causa de tristeza”, en relación a las penurias producidas por los movimientos telúricos del volcán; también se le denominaba “Chiqui Putina “ o volcán del mal agüero, porque producía movimientos sísmicos sin parar ( alcanzando hasta más de 200 temblores) acompañados de extraños ruidos y luvias continuas de cenizas y piedras pómez, los testigos relataron que hubieron días en que se nublaba y obscurecía por completo, era tanta la ocuridad que alcanzaba dicho clima de constante iluminación y diario asoleado, que algunos anexos e incluso hasta las tierras del mismo Arequipa se nublaron por completo durante varios días y semanas, ya que al encender los candiles no se podía apreciar ni observar dichas comarcas.

Cuenta las narraciones del Cura Ventura Trávada y Córdova, que había tanta, pero tanta ceniza, que la que había caido, que era necesario quitarla continuamente de los pocos tejados que quedaron en pie, pues a consecuencia de los movimientos, se cayeron casi todas las fábricas, obrajes y talleres de Arequipa, y muchos de los templos o se desplomaron o se resquebrajaron y tan sólo soporto del de San Francisco, aunque también fue afectado. El diluvio de de ceniza y piedra pómez formo verdaderos cerros que al descender cubría los valles, arrancando los árboles, mientras que los ríos arrastraban hacia el mar cuanto encontraban a su paso, llenando sus orillas de despojos y abundante cenizas. La erupción del Huaynaputina quedo destrozado desde sus bases y los caserios vecinos como Quinistacas, Chiquiomate, Llcsata, Colano y Checa quedaron sepultados con todos sus habitantes, arrastrando el viento y las cenizas hasta un radio de 2000 leguas.

En Moquegua a donde las cenizas y las bombas llegaron, se produjeron la estirilidad de muchos fundos y campos de cultivo hasta los años 1614, los que pudieron huir de Omate y Qunistaquillas, en su mayoría indios, se refugiaron en las pocas tierras productivas del valle de Moquegua. Pasados los años,después de la erupción volcánica; el gobernador intendente de Arequipa, Antonio Alvarez y Jiménez visitó Omate del 29 de noviembre al 17 de diciembre de 1791 para inspeccionar y evaluar las condiciones de la localidad, hallando una población de 2137 personas, entre ellos a 557 españoles y mestizos y unos 1580 aborígenes, siendo el lugar más poblado el de San Lino de Omate; la doctrina de Omate, aparte de San Lino de Omate comprendía otros poblados como: San Bernardo de Quinistaca; San Clemente de Coalaque y la Asunción de Quinistaquillas e integraban los pagos de Moromoro y Escobaya. Los pobladores antiguos realizaban comercio, intercambiando productos con Moquegua, llevando harinas y retornando de sus intercambios guano de isla de las orillas del mar de Ilo, a su vez con Arequipa comercializaban frutas y variedades de maíz.

En su visita realizó un informe que aparte de encontrar a la población asentada en el lugar y de realizar sus actividades comerciales, también pudo apreciar grandes montículos de cenizas de la erupción del volcán que alcanzaban alturas de 2, 3 y hasta 15 varas de altura, lo cual le produjo un gran asombro. Con el correr de los años y pasada ya la Colonia, entre los primeros años de la República, el sabio italiano: Antonio Raimondi, visitó Omate en marzo de 1864, él caminante italiano, hace un registro en su libreta de apuntes, indicando que a tres leguas del río vagabundo y en la margen derecha del mismo, en un barranco que forma la peña salia con gran fuerza un chorro de agua caliente ferruginosa, de color rojizo y de 74º. de temperatura que formando un arco llegaba hasta los baños termales, que se llaman “Oleacán” o “ Ullacán”, que para los nativos del lugar significa ( meadero) Son los mismos “Meaderos”, que se encuentran muy próximos al actual Distrito de Coalaque. ( la cual puede ser observada en la foto inferior)

Durante la época del caudillismo militar, esta ruta fue muy transitada por las tropas de uno y otro bando, por convertirse en un paso obligatorio que permitía cortar distancias entre Arequipa y el resto del sur peruano, llamese: Moquegua, Tacna, Arica, Tarapacá, Pisagua, Iquique y paso casi obligatorio entre los comerciantes del Perú con los del Alto Perú y Argentina.
Cuando el Perú ingresa al conflicto del Pacífico, y al haber sido invadido nuestro territorio, las tropas chilenas en 1883, año en que Don Antonio Raimondi, ya estaba casado con una atractiva peruana Huaracina, residia en su casa huerta de Lima, en lo que hoy es la Av. Petit Thouars ( el hoy Museo Natural de Antonio Raimondi), en justo homenaje a este ilustre sabio italo – peruano; porque él valientemente defendio el patrimonio nacional, exponiendo su vida y la de su familia al enterrar y esconder en sus jardines patrimonio nacional muy valiosos para el país, evitando que la soldadesca chilena lo vaya a hurtar y darle mal uso, ya que los chilenos estaban afanados en la búsqueda de trofeos de guerra.

Raimondi realizó numerosos viajes de investigación por todo el Perú, y en sus 40 años de estadía en el país, estudió nuestra geología, geografía, mineralogía, botánica, zoología y etnología. Su obra cumbre, "El Perú", está constituida por varios tomos que se editaron entre 1875 y 1913, en donde nos describe las riquezas naturales que encontró durante sus viajes. En el caso de Omate, para la misma fecha hacian sus incursión las tropas chilenas, y en donde habían focos de resistencia peruana, por las valientes actitudes de la población de Omate y de Puquina en apoyo a las tropas peruanas, el Congreso de la Repúblicana Peruana por ley del 4 de diciembre de 1916, con autorización del Presidente José Pardo, las elevó a la condición de VILLAS de la Provincia del litoral de Moquegua, como recompensa por los servcios prestados a la Patria en los años 1878 a 1883. Por Ley No. 8320 del 3 de abril de 1936 se crea el Departamento de Moquegua, dando nacimiento a las Provincias de: “ Mariscal Nieto “ y “ General Sánchez Cerro “, en donde Omate por sus meritos anteriores se convirtió en la Ciudad Capital de la Provincia General Sánchez Cerro.

Desde aquellas fechas mucha Historia a transcurrido. Hoy en día es una Ciudad rural, que tiene conexión tanto con la Ciudad de Arequipa, como con la Ciudad de Moquegua. Por la calidad de clima que tiene Omate, le ha permitido convertirse al lado de Qunistaquillas, Quinistacas y Coalaque en un valle emninentemente agrícola, un valle fruticola. En Coalaque podemos encontrar las más apreciadas y deliciosas tunas blancas sembradas en arena de volcán. Y las ricas y deliciosas manzanas así como los ricos membrillos y blanquillos abridores.  Omate mismo cuenta con unos valles aromaticos de frutas de muy apreciadas: limas, higos ( brevas), duraznos y paltas. ( muchos de sus productos son comercializados en los mercados de Arequipa e incluso se venden en el extranjero); existen mayores facilidades de comunicación con Arequipa, más que con la misma Moquegua.

Quinistaquillas es un lugar bendecido por la naturaleza, pues tiene tanto su suelo como su clima para poder sembrar y cosechar las uvas mas deliciosas y aromáticas de la Región, ya que su suelo arenoso y cenizeo le permiten producir las mejores uvas, recolectadas en sus verdes campiñas, las cuales son convertidas en los más exquisitos y sabrosos vinos y piscos para satisfacer los paladares más exigentes,opinión de los mejores y más connotados catadores del país; como así lo ameritan las variadas Bodegas artesanales que aquí se pueden encontrar y que son muy visitadas y admiradas por los propios lugareños y turistas que nos visitan constantemente, muy especialmente en tiempos de festividades como Semana Santa o para su Aniversario.

Las limas y las paltas son frutas muy apetitosas y apreciadas, que la tierra obsequia a aquellos que lo siembran con mucha voluntad y dedicación, pues sus cosechas resultan muy productivas. Un poquito más allá a unos 40 minutos y pasando Coalaque se encuentra el Valle Puquina, que cuenta con unos admirables, muy bellos y bien conservados Andenes,ºlos cuales merecen visitarse y conocerse, aquí existe una temperatura diferente esta a mayor altura y la comunidad se encuentra en el fondo del camino, a manera de mina a tajo abierto; son muya agradables las empanadas de queso que tiene acostumbrado ofrecer a los visitantes a partir del mediodia.

Al Turista se le recomienda visitar Omate en tiempos de Semana Santa, por que es aquí cuando se celebran las fisetas religiosas y en donde se levantan las famosas “ pozas “, que amanera de escaleras o levados tabladillos , los cuales pueden alcanzar alturasºsuperiores a los 25 o 30 mts. De alto y que los barrios mismos presentan con sus devotos y feligreses para decorarlos muy ataviadamente y esperar pacientemente el paso de la procesión por Semana Santa, pues es aquí en Omate en donde se vive una gran fe religiosa de profundidad católica, lo que permite evidenciar el sentimiento del poblador de este lugar.

Omate tiene un gran y profundo recogimiento religioso. Parroquia de Coalaque y la poza o altar construido al lado del templo mencionado. ( lugar que particularmente me trae muchas nostalgias y alegrías, porque mi hijito Humberto, el mayor, hizo aquí su barriguita, previoa a su nacimiento; en estas tierras Omateñas ) La Virgen de la Dolorosa, saliendo en procesión y pasando con sus feligreses frente a una de las pozas o altares construidos especialmente para el Jueves y Viernes Santo.

Omate tiene esto y mucho más para ofrecerle a Ud. amigo visitante, que venga a visitarnos ya que tanto Omate, como el resto de Moquegua y el Perú, tiene para ofrecerle y los espera como siempre, con los brazos abiertos para recibirlo y atenderlo, como Ud. se merece, con la hospitalidad y buen trato que Ud. espera de nosotros…

No se olvide Moquegfua tiene muchos luagres encantadores por conocer. Hasta pronto y animase a realizarnos una visita… no se arrepentira: ¡ MOQUEGUA… LA TIERRA ACOGEDORA DEL SOL Y LA AMISTAD!  ¡ VIVA EL PERÚ!


Lic. Humberto Matos Jiménez

PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2008
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved