AL INICIO DE UN NUEVO AGOSTO

AL INICIO DE UN NUEVO AGOSTO
FREDY GAMBETTA

Empieza un nuevo mes de Agosto, el mes dedicado a nuestra Heroica Ciudad, a evocar sus pasadas glorias y a meditar sobre lo que puede ser su futuro.

Los tacneños, debo decirlo de una buena vez, siempre hemos festejado más el 28 de Agosto que el 28 de Julio. Esto es incomprensible para los foráneos. Pero es que ninguna ciudad, en este terreno mundo, tuvo que soportar un cautiverio de medio siglo, mantenerse leal a su patria nativa y regresar a su seno materno, en gloria y majestad.

Comprendo, perfectamente, a quienes dicen que no entienden como países, como los europeos, olvidan una guerra, ocurrida hace cincuenta años, mientras que nosotros no podemos olvidar episodios de hace más de un siglo, verbigracia la Guerra con Chile.

Nosotros, los tacneños, decimos, es cierto, los pueden olvidar, y fácilmente, aquellos pueblos que escucharon que había un conflicto y que nunca sufrieron en sus territorios los avatares de la conflagración. NO es el caso de Tacna. Aquí, si bien es cierto, todo acabo para Perú y Chile, en 1883, con el Tratado de Ancón, se tuvo enseñoreado, al orgulloso vencedor, dueño de vidas y haciendas, por cerca de medio siglo. Esa es la diferencia. Y, más aún, aquí, en cada hogar, desde niños, se nos contaron las historias de las batallas, los episodios del cautiverio, el sacrificio de los mártires, cuando no, más de uno, tuvo en su familia alguien que entregó su vida por la patria invisible, que decía Basadre. No se nos puede pedir a los tacneños que olvidemos. Agradezco a las madres, a las maestras y maestros que en el aula, siguieron, al pie de la letra, la invocación que hiciera el poeta Federico Barreto, al despedir las cenizas de los héroes, en el muelle de Arica, cuando dijo que a los hijos, a la vez que acariciarles era imperativo enseñarles la grandeza del sacrificio de los héroes y de los mártires.

Hoy Tacna es una ciudad que busca su destino. En lo físico cambia para bien. Anchas avenidas, parques muy bien cuidados por anónimos profesionales y técnicos y obreros del Municipio local que mantienen, en pleno desierto, el milagro de que florezcan las flores durante todo el año. He visto, ciudades con las características de Tacna, descuidadas, afeadas por la falta de higiene y el descuido del ornato. Felizmente en Tacna se mantienen la limpieza y los inmigrantes, quienes han llegado después, tengo la impresión que se han contagiado de la limpieza proverbial de los tacneños.

Existe un Plan Basadre que, bien administrado, con el seguimiento del caso, sin prisa pero sin pausa, puede y debe convertirse en un motor del desarrollo ahora que, con la carretera que unirá a Perú y Brasil y el proyecto de un mega puerto, construido por los chinos, el futuro se muestra promisor.

Solamente los malos, los incendiarios, los pesimistas, los políticos de medio pelo, los seudo comunicadores, insuflan pesimismo, son mensajeros de la discordia, de la desunión. Hay quienes esperan que se hable de una iniciativa para ver como se oponen a ella.

Hay mucho por hacer por Tacna, quién lo duda. Por eso es que todo lo mejor de nuestro esfuerzo y de nuestra inteligencia debe estar destinado a realizar, cada uno en su trinchera, la tarea que tiene que hacer, con dedicación, con esfuerzo y, sobre todo, con honradez, con transparencia.

Cuando escribo esta crónica acuden a mi memoria todos los recuerdos de tantos 28 de Agosto que he presenciado, con unción, a través de mi ya larga existencia que, en cualquier momento, puede detenerse al sentir el pitazo que anuncie el fin de la jornada. Es, al ver ese pasado, como una bella película, que recreo episodios, evoco rostros queridos que no están más entre nosotros, me veo niño debajo de la gran bandera monumental, ayudando a que las flores bailen, salten de júbilo.

Algo especial para mí fue siempre la serena paz de las tardes de los 28 de Agosto, cuando, después de izada la gran bandera, acaba, para los tacneños de cepa, toda fiesta.

Para este 28 de Agosto he propuesto al señor Presidente de la Comisión de Fiestas, del municipio local, don Santos Pablo Agama, se incluya en el programa oficial el recuerdo que todo el pueblo de Tacna, encabezado por sus autoridades, debe hacer en la casona que ocupa el Archivo Regional de Tacna, exactamente a las 14 horas, cuando empezó la ceremonia de la firma del Acta de Entrega al Perú.

Dicha sugerencia la hago en mi calidad de Director del Archivo Regional de Tacna, que ocupo transitoriamente, pero al que debo, como tacneño, entregar lo mejor para que sea una institución respetada y considerada pues en ella reposa, se conserva la memoria de nuestra Heroica Ciudad. Y qué mejor que recordar el 28 de Agosto en la vieja casona que ocupa, otrora sede de la Comisión Plebiscitaria, que los tacneños denominaban la Comisión Jurídica, donde realmente ocurrieron los hechos históricos en un pupitre y sobre un paño que aún conservamos.

Ojalá que todo sea propicio para que nuestras iniciativas se realicen. Sin embargo, desde aquí digo, sin alarde de ninguna clase, que incluido o no en el programa de fiestas, me permitiré invitar a los tacneños y a los tacneñistas para que nos acompañen en ese recuerdo que, sin duda, iniciará, para la posteridad, una tradición que se una a las tantas que nuestra Heroica Ciudad conserva.

Sigamos adelante, sin lamentaciones, sin quejas, impropias de los tacneños bien nacidos. Altivos, siempre altivos y, como quería Barreto, dispuestos a honrar a nuestra Tacna hasta la muerte.

Agosto 2005.

PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2005
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved