Los artículos de Pedro Isaías Flórez Chumpitaz 
Miembro de la Red de Jóvenes Comunicadores

El Teatro, ayer hoy y siempre
Entrevista al director del grupo de Teatro Maguey.

1.- ¿ El día internacional del teatro tiene un significado especial para usted?
Bueno el teatro es fundamentalmente, una manera de vivir por lo tanto cada día, cada hora, estamos despiertos y aun cuando estamos durmiendo, es parte de nuestra vida, y tenemos que mantenernos con contacto con lo que nuestra profesión y nuestra vocación nos exige.

Celebrarlo de una manera especial en una fecha compartida y pública es importante porque se hace mas intensa esta mirada a esta forma de vivir que es el teatro y la gente se entera, la gente comparte el trabajo de muchos artistas que tiene una labor fundamentalmente colectiva , que muchas veces, es inclusive casi antónima, pero es fundamental para que esta forma de comunicación, esta forma de arte, persista en el mundo.

2.- ¿ Y esta enseñanza y de vida que es el teatro para Usted, como le ha marcado en su vida, de repente alguna anécdota o hecho especial?
Bueno el teatro fundamentalmente, me ha enseñado que las cosas que parecen imposibles a partir del trabajo persistente, a partir de la imaginación y la creatividad se pueden lograr poco a poco, sólo es cuestión de empeño, disciplina y amor por lo que se hace y esto es algo que todos los teatristas, experimentan porque es una fuerza que nos impulsa a pesar de que estamos en un medio en donde los artistas son poco considerados, poco promocionados. Nos impulsa a hacer lo que nos toca hacer. Es cumplir con nuestro trabajo.
En esta vida pues del teatro aparecen siempre situaciones muy especiales, pero yo valoro en realidad como una manera de pensar, cada día me parece importante. Para mi el teatro nos enseña el valor del instante. Cada instante, cada segundo, tiene que convertirse en una experiencia de calidad. Entonces eso es como un principio que rige nuestro trabajo creativo, nuestra vida diaria, nuestro trabajo pedagógico y bueno en ese devenir aparecen siempre, muchas situaciones y circunstancias.
Tú me pides que comenté alguna anécdota especial. Yo creo que las anécdotas que están marcadas en mi memoria, son aquellas en las que nos hemos relacionados con públicos no necesariamente entendidos en el teatro. Públicos que dentro de su aparente distancia de los circuitos considerados cultos, sin embargo, tienen una gran sensibilidad muchas veces una sabiduría popular. Entonces recuerdo en este momento una función, que estuvimos realizando en el departamento de Piura, en una zona campesina, esto es mas o menos 20 años. Había una persona del público que era muda y que celebraba los acontecimientos de la obra con gesto.
A su estilo como una persona sordo muda, cosa que llamaba mucho la atención y de alguna manera creaba un ambiente gracioso, festivo, insólito también en la presentación de este trabajo que se llamaba el cuento del Botón o historia de dos botelleros.
Todo transcurrió así hasta que al final, cuando terminó la función, se acercó a nosotros junto con otras personas que también se acercaron para saludar etc...
Al acercarse me dio la mano y me dijo, la obra me ha gustado mucho.
Entonces, resulta que él también era un actor, había actuado de sordo mudo, porque era el chistoso del pueblo y había hecho toda una actuación durante toda la representación y había actuado de sordo mudo. A nosotros nos dejo sorprendidos como la realidad y el juego teatral se confunden.

3.- Hay personajes que marcan en la vida de un artista. Hay personajes que bueno forman parte de una obra y como usted debe saber, a veces uno se siente identificado con él. Cuál es el personaje que mas le ha marcado dentro de los años que tiene en esta labor?
Te diré que cada personaje es una huella, es una parte de la vivencia, yo lo digo desde el punto de vista de actor, pero también como director, porque cuando nosotros vamos construyendo una obra, también los actores con los que yo trabajo, conmigo comparten todo ese proceso de creación, descubrimiento, investigación, de exploración a veces cuestiones íntimas o personales, o de observación de la sociedad, etc. Cada uno de estos procesos creativos deja una huella importante.
A mi en particular como actor, hay una experiencia que me marcó de una manera especial y fue la que hice justamente con esta obra que mencioné anteriormente. Yo hacia un personaje llamado Jacinto Dalupu, que era un migrante de la zona de catacaos, que en el argumento de la obra venía a Lima y contaba como era todo ese proceso de desprenderse de su zona de origen e instalarse en la ciudad de Lima.
Fue la primera obra que Maguey estrenaba de manera profesional, entonces, era algo sumamente intenso que implicaba muchos riesgos y también implico una gran responsabilidad y mucho arrojo para poder hacerlo, cuando estábamos sumamente jóvenes, con todo para aprender y felizmente tuvo buenos resultados, el trabajo, el grupo, y este personaje en particular, definió una relación sumamente intensa con el público.
Siempre las experiencias originarias, de lo que es tu vida artística y profesional dejan una huella especial.

4.- En el arte como en diferentes profesiones siempre uno tiene que estar en un re aprendizaje constante. En estos tiempos donde la tecnología y los avances envuelven mucho al hombre, al ser humano, que práctica este arte. ¿Qué es lo que debe aprende una persona hoy en día que se dedica a esta importante labor?.
Lo primero que tiene que aprender es que el teatro es el arte del ser humano por excelente. El eje de toda experiencia teatral es justamente, el ser humano. Alrededor de la valoración, de la profundización del conocimiento del ser humano tanto como individuo, como ser social perteneciente a una cultura, a una historia, es que tu puedes además vincularte con otras opciones. Todas pueden ser bienvenidas siempre que no desplacen ese carácter esencial de la persona humana. Y en este caso, el actor con toda su humanidad completa, su fuerza sus emociones, su mente, su memoria, su inteligencia, su sensibilidad puesta al servicio de un arte que, a la vez es una manera de compartir, es una experiencia humana, que no es egótica, que no es para uno mismo, que es para los demás también, es un puente, donde tu puedes dar y a la vez recibes mucho. Esos para mi son los fundamentos del arte teatral. Todo lo demás debe estar construido sobre esos cimientos.

5.- Y ese mundo interior que refleja el artista al momento de salir al escenario, es un poco el yo que tienen dentro y ponerlo a flote.
Bueno, el yo que todos tenemos, es también el yo de los demás. Si bien todos somos individuos irrepetibles, al mismo tiempo, tenemos cosas común con todos los demás y eso es justamente, lo que permite que tus experiencias que a veces pueden ser muy personales, se conviertan en experiencias socializables, en las que se puedan reconocer también otras personas del público. Para esto el actor no se limita a repetir sus experiencias o exponerlas de manera cruda en el escenario. Simplemente, sus experiencias íntimas son una fuente, pero esa fuente que te da una serie de materiales, te obliga a elaborar dichos materiales transformarlos hasta llevarlos a la categoría de obra de arte.
Los artistas del teatro tenemos esa particularidad, que por un lado digamos, como si se comparara por ejemplo con un pintor, somos el pintor, y al mismo somos la brocha. Y al mismo tiempo somos la pintura y el lienzo. En nosotros se concentra todas esas dimensiones, somos ejecutantes y al mismo tiempo somos responsables de la creación. Y además, es un arte efímero. Tu haces la función y quedó allí flotando en el espacio. Entonces tienes que conservar los esencial en tu memoria para que en la siguiente función todo este vivo y mantenga una disciplina formal.

6.- ¿ Cómo define la satisfacción un artista luego de haber presentado una obra teatral?
Cada artista tiene su manera de sentir. Algunos simplemente, callan y disfrutan de ese silencio. Otros se ponen sumamente, efusivos y necesitan compartir lo que ha significado una función o una temporada. Creo que lo mas importante es siempre un desafío, en el sentido de que nunca se termina de aprender. Nunca tenemos algo perfecto, siempre nos deja un vacío, una sensación que es necesario continuar perfeccionando el trabajo o emprender un nuevo trabajo que nos ayude a aproximarnos a las respuestas que el público demanda y nuestro propio pensamiento, nuestras propias inquietudes personales también siempre nos plantean.
 

precedente       ultimo aggiornamento


PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2005
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved