La Peruana
de Dario Mejia  Melbourne, Australia

En una lista que se encarga de difundir, enseñar e incentivar la música criolla, alguien pidió información sobre Yolanda Vigil "La Peruana". Un amigo, muy criollo él y buen pisquero también, no sabía si Yolanda Vigil era cantante de música criolla. No llegué a conocerla, puesto que no había nacido aún, ni estaba siquiera programado, cuando "La Peruana" llenaba escenarios con su maravillosa voz. Pero, conocía sobre ella y en mis investigaciones, sobre nuestro criollismo, había encontrado su nombre como una de las grandes intérpretes que tuvo nuestro cancionero popular. Por ello, y gracias a la inquietud de alguien, es que he querido dar a conocer, a quienes no lo sepan, quien fue Yolanda Vigil "La Peruana"; que aparte de haber sido una gran intérprete, el Perú le debe a ella, y Monserrate, el que tengamos el cajón acoplado al vals. Saludos.
 

Entre las grandes intérpretes de nuestro cancionero criollo se tiene que nombrar y recordar a una figura que impactó en el ambiente musical criollo del Perú, tanto por su hermoso timbre de voz como por su singular belleza, y a quien se le conocía como "La Peruana".

Irma Angela Vigil Ronco nació el 2 de agosto de 1919 en la Calle del Chirimoyo, Barrios Altos. Adoptó el nombre artístico de “Yolanda Vigil”, pero el público le decía “La Peruana”, especialmente en el extranjero.

Durante su infancia y adolescencia tuvo que soportar la invasión de música extranjera que experimentó la ciudad de Lima en todos los ambientes sociales; una saturación que fue incentivada por los medios de comunicación. La música criolla se practicaba en ciertos reductos del Rímac, Barrios Altos y Monserrate. Siendo Felipe Pinglo quien empezó a destacar en los Barrios Altos para, desde allí, su música empezar a expandirse por Lima.

A pesar de toda esa saturación de música extranjera, Yolanda Vigil, fue atraída y ganada por el alma, corazón, sentimiento, versos y notas musicales de nuestro criollismo, convirtiéndose en una gran intérprete de lo nuestro y una especie de embajadora de nuestra música en el extranjero, donde se le conocía como "La Peruana".

A fines de la década de los 40 e inicios de los 50, del siglo XX, Yolanda Vigil actuaba en el "Embassy" y en programas de las radios América y Central. Fue una gran difusora de los pregones limeños, los cuales solía cantar. En el "Embassy" logró imponer nuestra marinera entre el público asistente. Pero, no sólo logró imponer la marinera, sino que con Francisco Monserrate, gran cajonero, introdujeron el cajón al vals.

Yolanda Vigil con Monserrate, durante sus noches en el "Embassy", en su afán de mantener al público alegre y animoso, deciden que Monserrate le de fondo jaranero, con su cajón, a los valses. El público dio su aprobación a la improvisación del excelente cajonero. Después, ellos llevan la novedad a la radio, del incorporamiento del cajón al vals, y el cajón quedó ligado al vals para siempre.

Rafael Santa Cruz, autor del libro "El Cajón Afroperuano", me comentó hace unos días, por email, de que, efectivamente, Yolanda Vigil con Francisco Monserrate fueron quienes introdujeron el cajón al vals, a fines de los 40, durante las noches que actuaban en el "Embassy".

En 1952, Yolanda Vigil emprendió una gira por Caracas, La Habana y Panamá. Decide radicar en Buenos Aires, donde logra rápida popularidad, y fallece en dicha ciudad el 7 de setiembre de 1953, a la edad de 34 años.

La sentida muerte de Yolanda Vigil "La Peruana" fue llorada por Aurelio Collantes con su vals "In Memorian a Yolanda Vigil", el cual fue grabado por "Los Morochucos" llegando a escucharse mucho durante la época aquella.

In Memorian a Yolanda Vigil
(Vals Peruano)Aurelio Collantes

¡Yolanda!
En los risos del viento amargo
de setiembre,
se enredó la saeta lila
de los pregones dulces y ardientes.

Que el eco de tu voz,
y el vaivén de tu figura,
estamparon en los marcos
de guitarras y alegrías.

¡Pregonera, sandunguera!
¡Flor del alma jaranera!

De un solo golpe se crisparon
las cuerdas de Los Morochucos,
y en su catarata de armonías
hay una alondra que llora...

La Limeñita, tu hermana cancionera,
ha clavado en su templado cordaje,
la nota lastimera de un adiós.

Hoy asomaron...
a los cerrados balcones de ayer,
hermosas de saya y manto,
con perlas colgadas a las pestañas.

¡Yolanda! Por ti,
doblan las campanas Nazarenas,
y flotará tu memoria
en las carpas vivanderas,
cuando en los labios bermellones
de las sambas, en pura replana
recuerden tu gracia limeña.

Hoy en el inmenso Odeón del más allá,
junto a la mejicana Lucha Reyes,
estará el zorzal Carlos Gardel
acariciando las violas de América;
mientras que tú: YOLANDA "LA PERUANA"
cantarás una canción brillante
hecha de sol, de sangre y de nieve

PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2006
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved