Vals, Valse, Vals Criollo o Vals Peruano

Nuestra música criolla está de fiesta este fin de semana ya que el 31 de octubre se celebra el "Día de la Canción Criolla". He recopilado diversos comentarios e información que había escrito e investigado sobre parte de nuestra música criolla, para crear el siguiente artículo que es un preámbulo a ese día tan especial para el Perú.

Lamentablemente, nuestra música peruana y nuestros artistas, no son difundidos en el extranjero en la magnitud en que deberían serlo. No son muchos los que la difunden al mundo entero. Sin embargo, los pocos que si la difunden, lo hacen en su mayoría en forma voluntaria buscando solamente una satisfacción personal y porque se sienten orgullosos de sus raíces, su cultura, tradiciones y costumbres.

He podido conocer a algunos de esos pocos que fuera del Perú se preocupan por difundir la música criolla. Mencionaré solamente a la Asociación Italo-Peruana "PERUAN-ITA" que desde Milán, Italia, nos deleita semana a semana con un programa radial sobre música criolla, que también la transmite a través de la internet. Creo que es el único programa semanal sobre música criolla que se transmite desde fuera del Perú a través de la internet. Por ello es digno reconocer esa labor que ellos realizan por difundir nuestra música criolla, sobre todo ahora que estamos a puertas de celebrar su día... http://www.peruanita.it 

Vals, Valse, Vals Criollo o Vals Peruano

El vals, valse, vals criollo o vals peruano es lo que más identifica a la música criolla del Perú, y aunque muchos en el mundo entero sepamos reconocer su melodía, no todos lo denominamos de la misma manera.

Los criollos de antaño, por ejemplo, decían "valse" como una manera de identificarlo más como del Perú y queriendo, al mismo tiempo, castellanizar la palabra "vals". En los tiempos actuales y desde hace años se le llama "vals" o "vals criollo" cuando se está en Perú, pero cuando se está fuera del Perú se le llama "vals peruano" y esta última denominación está siendo aceptada incluso dentro del Perú.

Por ejemplo, decir "vals criollo" fuera del Perú, no sólo crea, sino que incita a la confusión puesto que el término criollo no es propio del Perú y lo utilizan muchos países. Argentina utiliza el término "Vals Criollo", Puerto Rico también lo utiliza. Lo mismo sucede con el "vals" que lo tienen en varios países europeos como Austria, Francia, Irlanda, España, etc. En Latinoamérica lo tiene Argentina, Venezuela, México, Perú y también lo tiene USA al estilo "country". 

Decir "Vals Peruano" cuando se está en Perú suena un poco fuera de lugar y hasta parece redundante. Pero cuando hablamos sobre nuestro vals en el extranjero, debemos recalcarlo como "Vals Peruano" para identificarlo bien. 

Como ejemplo, les citaré que el Museo Histórico del Sur de la Florida, cuando habla sobre la música sudamericana en Miami, en lo que respecta al Perú menciona al "vals criollo" y añade lo siguiente: "Un género de música y baile en 3/4 de la región costeña peruana. Fuera del Perú se conoce como el vals peruano."

Raúl Serrano y Eleazar Valverde son los autores de una obra muy valiosa por su fuente informativa: "El Libro de Oro del Vals Peruano". Ello es otro ejemplo de llamar "Vals Peruano" a nuestro vals o valse, sobre todo llamarlo así cuando estamos fuera del Perú.

La historia nos relata que fue a mediados del siglo 19 cuando llegó el Waltz o vals al Perú, y llegó desde Viena ya que ese fue el que se extendió y popularizó por el mundo.

Don Manuel Acosta Ojeda menciona que el Waltz de Viena llegó a Lima en 1850. Aunque también dice que en Arequipa ya conocían al Waltz por el año 1815. Hay que hacer notar que el "Vals Vienés" empezó a hacerse popular a fines del siglo 18. A inicios del siglo 19 (algunos historiadores mencionan fines del siglo 18) el vals vienés fue introducido en Inglaterra. Las tropas de Napoleón Bonaparte lo llevaron a Francia a inicios del siglo 19 y de allí empezó a extenderse por toda Europa. Fue recién en el siglo 19 cuando el vals vienés alcanzó su consagración máxima con Johann Strauss (padre) y Josef Lanner a quienes consideran los creadores del vals. Estos dos músicos eran contemporáneos y miembros de la misma orquesta, siendo cada composición de ellos tan maravillosa que la prensa les dedicaba páginas enteras cada vez que tocaban un nuevo vals.

Luego, Johann Strauss (hijo) se ganaría el título de "El rey del vals" y contribuyó a hacerlo más popular por el mundo, sobre todo con su vals "El Danubio Azul".

Sin embargo, ¿Quién realmente creó el Waltz o Vals?... Los alemanes dicen que es de ellos y los austriacos también se lo atribuyen. Hay un viejo verso alemán que dice: "Quienquiera que haya descubierto el baile / tuvo en mente a las doncellas con sus amantes / con toda su pasión".

Hay versiones que en el siglo 13 en la provincia alemana de Westphalia nació el Waltz, pero se le conocía con el nombre de la provincia. La historia luego se salta hasta mediados del siglo 16 con bailes en Alemania y Austria que tenían nombres diferentes al Waltz, pero que según ambos países dieron origen a ese hermoso baile. Que los historiadores de ambos países sigan discutiendo sobre el verdadero origen del Waltz o Vals, por lo pronto, en el Perú hay también cierta discusión sobre como se originó nuestro vals criollo. 

Ricardo Miranda Tarrillo sostiene lo siguiente: " El vals que llega a Lima procedente de los amplios y embaldosados salones europeos, es un vals melódico, suave, cuya cadencia propicia las evoluciones casi aéreas de las parejas de bailarines. Ese mismo vals que la servidumbre de las casas señoriales aprende a hurtadillas, es transportado a la guitarra y bailado en el irregular piso de tierra de los cuartos de los callejones. Entonces se hace chiquito, de paso muy breve, picado, ajustado a las características del terreno" (Suplemento Suceso, Correo, 28 de octubre de 1973).

César Santa Cruz, en su libro "El Waltz y el Valse criollo" editado en 1977, refuta lo anterior: "Toda especulación sobre el valse criollo que tome como punto de partida el piso de tierra carece de fundamento... (y detalla) los pisos en las viviendas pobres de la Lima antigua: madera o ladrillos pasteleros para la primera pieza (sala)... y tierra apisonada en el corral".

Según el historiador Manuel Zanutelli Rosas, los primeros valses criollos no eran como se entiende ahora. El menciona que el estilo jaranero se logró después y que no es el terreno lo que contribuye a crear el vals criollo. Es el alma, el espíritu de la gente, la estructura síquica del poblador común y corriente lo que transforma y lo define. El peruano volcó su alma, le inyectó su sangre, le quitó la gravedad, la pompa, ese estiramiento que no se conciliaba con su realidad... y no lo hizo de la noche a la mañana.

Si muy bien el vals empezó a volverse criollo en el Perú a fines del siglo 19, fue Felipe Pinglo Alva quien lo revolucionó, le dio otra dimensión y forjó una escuela que hasta el día de hoy es seguida por los cultores de la música criolla. 

El vals criollo o peruano nació pobre, al igual que Felipe Pinglo, y fue esa gente pobre la que volcó a través de versos y notas musicales sus vivencias, amoríos, alegrías, tristezas, triunfos, frustraciones, tradiciones, costumbres y pensamientos políticos, para convertirlos en las hermosas composiciones que tenemos y disfrutamos hoy en día... "Después de laborar, vuelve a su humilde hogar, / Luis Enrique, el plebeyo, el hijo del pueblo, / el hombre que supo amar, y que sufriendo está / esa infamante ley de amar a una aristócrata / siendo plebeyo él. / Trémulo de emoción, dice así en su canción: / El amor siendo humano, tiene algo de divino. / Amar no es un delito, porque hasta Dios amó. / Y si el cariño es puro y el deseo es sincero, / ¿por qué quitarme quieren la fe del corazón? / Mi sangre, aunque plebeya, también tiñe de rojo / el alma en que se anida mi incomparable amor. / Ella de noble cuna y yo, humilde plebeyo, / no es distinta la sangre, ni es otro el corazón. / Señor, ¿por qué los seres no son de igual valor?"...

Dario Mejia
Melbourne, Australia


PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2003
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved