EL IMPACTO DE LOS LATINOS EN LA ECONOMIA DE LOS EEUU
Por: Renán Gorriti (*) Escritor, periodista y educador
Director del diario El Pueblo, el periódico de los inmigrantes.

El plantón o Paro nacional del primero de Mayo efectuado por los 12 millones de inmigrantes fue un rotundo éxito, destinado a llamar la atención del Congreso y de todos los norteamericanos que viven en una realidad que no conocen sino en su confort y no en su estructura, como si la conoce la fuerza laboral, en su mayoría, latinos que levantan la economía en picada de este gran país. Si nos ponemos en una balanza, no hay producción ni productividad aria. Solo guerras e inflación, con merma en los ingresos de sus hogares pero gracias a un accidentado proceso político, el de George Bush.

Puede que esta acción sirva para acelerar la ley de reforma, hecho ignorado antes.¿Qué se vayan los latinos? ¿Qué le costamos a los norteamericanos? Ni un dólar, siquiera. ¿Se han preguntado que pasaría si todos los inmigrantes nos vamos al Canadá?¿O a los países ricos o mejores mercados económicos donde con ansias esperan mano de obra barata? Nos legalizan al momento, (como que así lo ofrecen) pues llevamos nuestro pan bajo el brazo, nuestro intelecto, nuestro músculo adquirido y forjado en nuestro país de origen. Lo que sucede, como nos lo pintaron las películas de Hollywood, nos obstinamos en el sueño americano. Pero ese no es EU que vivimos. Es distinto y distante.

Regresemos. El boicot económico "definitivamente" si impactó en la conciencia americana. Pero no basta un día para observar un perjuicio, una grieta…que nadie que sea latino, intenta premeditadamente hacerlo. Lo que se quiere advertir a los ciudadanos de aquí, es que los latinos no somos juguetes de las ideologías ni mucho menos de las economías. Esa lección deben saberla los políticos y gobernantes demócratas y republicanos. Por ejemplo, la economía de California y Nueva Jersey y también la de Nueva York, además de otros estados industriales y el resto del país, con sus fábricas y empresas comerciales, sintieron la ausencia, la falta de trabajadores legales e ilegales, que no pudieron operar ni en las grandes extensiones agrícolas, ni en las fábricas empacadoras de carnes. Ni en las construcciones, ni negocios o restaurantes o cadenas de microempresas de bienes y servicios.
Tampoco hubo ventas ni mucho menos gente consumidora en las grandes cadenas de tiendas americanas, que estaban vacías, es lo cierto.

Políticos y hasta los Sheriff de condado, se quejan de que no pagamos impuestos y gastamos en sus cárceles. Que no trabajamos, que según la ley de 1985 somos criminales, porque violamos la ley. Todo este enfoque no resiste el menor análisis puesto que el problema de EU no es legal sino económico, si vemos lo que pasa en sus arcas desgastadas por la guerra en Irak y su economía interna en crisis.

Los inmigrantes no cuestan a la economía de EU porque dan más de lo que reciben. EL PBI o productobruto interno, que es el dinero producto del trabajo de sus gentes, aquí es de doce trillones de dólares. Los inmigrantes dan un superávit de 1 a 12 billones de dólares, provenientes sobre todo de la mano de obra en la agricultura, los taxes que se pagan y no se cobran en el SS, en los sueldos y compras, como ventas que hacen en sus pequeñas tiendas y mercados de microempresarios. Los profesionales latinos que no le costaron a EU sus estudios sino a sus países de origen, aportan 50 billones de dólares por año, médicos, enfermeras, científicos de la computación, profesores sudamericanos, o sea el nuevo perfil del inmigrante preparado. No se puede hablar de perturbación cuando frente al trabajo, responden con maltratos y actos retrógrados racistas como otros faltos de gratitud.

No todos los norteamericanos saben que estamos en un momento en que hay que frenar la inflación y el cese en los incrementos de la gasolina y el gas, por ejemplo. La tasa de ahorro de los estadounidenses sigue siendo negativa. Y los gastos superan a los ingresos. Necesitan pues más productividad y producción. Las acciones en la bolsa cerraron en baja. Los precios reducen sus ganancias. Hay que dar mas trabajo, más inversiones, trabajar más en un mundo tan competitivo y cero redadas que son racistas y autodestructivas para su confort y esperanza de vida. Nos necesitan para su alimentación y sus ahorros. No me imagino a Senserbrenner o sus acólitos que piensan que sus fiambres provienen-como el maná- del cielo, no los veo en absoluto trabajando los campos de sembríos de tomates, de espárragos, de patatas entre el calor y la desnuda fulguración del llano o el desierto.
Habrá en EU seguramente subida en las tasas de interés, según lo indica la reserva federal.

Eso no es inteligente. Deben razonar, no reaccionar. Se van a destruir, se quedarán solos. Sus tratados de Libre Comercio les puede crear deterioro a futuro sino se ponen flexibles con los países que siempre tuvo relación traumática o no, EU. Hoy por hoy, hay otros mercados externos y bien lo saben.
Jack Kaiser, economista del condado de Los Ángeles, área donde habitan 10 millones de personas y cuatro millones son de origen latino, estimó que las pérdidas por el boicot podrían ascender a 52 millones de dólares. Sin embargo, hubieran podido llegar a los 200 millones de dólares.

"Nos basamos en el número de personas que participó en las marchas, el ingreso de las tiendas revendedoras, el porcentaje de conductores de trailers que faltó y no dobló turno, el número de estudiantes que faltaron a la escuela y toda la empresa pequeña y algunos comercios grandes que participaron…"
"Además miles de personas no compraron ni vendieron y los que abrieron tuvieron que cerrar más tarde", la mayoría de empleadores no pagaron por el día libre que tomaron sus empleados".

Pero ¿quienes fueron los que verdaderamente perdieron? ¿los norteamericanos?
"Los que verdaderamente perdieron y en forma inmediata fueron los trabajadore latinos, quienes no recibirán su sueldo sino despidos y castigos, creando miedo como en las peores dictaduras del fascismo. Perderá la pequeña empresa, una de las industrias de mayor crecimiento de los latinos y que fueron de los negocios más participativos". Pero lo que si ganamos fue algo que nunca tuvimos, unidad frente a la incomprensión. Nadie ama lo que no conoce. EU no conoce ni valora lo que tiene. Hasta que lo pierda.
 


PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2006
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved