11 DE SETIEMBRE 5 AÑOS DESPUES
Titulo: 11 DE SETIEMBRE 5 AÑOS DESPUES
Envia: Roberto Biscarra (RPP Noticias-Lima}

Hace cinco años los ojos de millones de personas se petrificaron ante el horror. El mundo se paralizófrente a los receptores de televisión que transmitían lo que para muchos parecían escenas de ficción cinematográfica: dos aviones estrellándose contra dos torres gemelas del World Trade Center de Nueva York, dejaban una estela de humo negro intenso y llamas alzándose al universo como mensajeros de muerte y dolor.

CINCO AÑOS DESPUES AQUELLAS IMAGENES NO SE OLVIDAN

 ¿Verdad o mentira? preguntaban aquel día millones de  personas paralizadas ante el horrendo espectáculo.  Pero no era todo. Las informaciones referían que  además de los aviones de la línea Boeing 767 y 757, se habían estrellado: el vuelo 77 de American  Airlines, que cayó en el Pentágono, y una nave de United que se estrelló 128 kilómetros al sureste de Pittsburg.
Miedo, espanto, terror y pánico, se mezclaron aquel 11de septiembre del 2001 en una extraña formula  explosiva que demolía toda lógica humana. El mundo ponía fin a sus inocencias y pasó a una dimensión más
real, pero cruenta e irracional.
A las 8:50 a.m. del 11 de septiembre el mundo seguía preocupado en la Bolsa de Valores, Europa maduraba sus nuevos proyectos en su mercado único y los petroleros especulaban con una posible alza del barril. A esa hora 19 miembros del grupo Al Qaeda, por órdenes de Bin Laden viajaban repartidos en cuatro naves dispuestos a todo.
A las 8:57, ante la sorpresa del mundo, un avión de American Airlines se estrella contra una de las torres del World Trade Center de Nueva York, creando un enorme daño en la fachada, desde la que sale un intenso humo negro en los pisos superiores.
Dieciocho minutos después, a las 9:15 a.m.: Un avión de United Airlines se estrella contra la otra torre del World Trade Center. La televisión que en esos momentos transmitía en directo recogió las escenas del segundo impacto ante el espanto que provocaban los hechos.
Quienes vivieron de cerca los acontecimientos dijeron que habían visto varios cuerpos caer de las torres gemelas, así como a personas que, desesperadas, se arrojaron al vacío poco antes de que se derrumbara uno
de los edificios y media hora antes que se desmorone el otro.
Al caer la noche sobre Manhattan los noticieros de radio y televisión en medio del desconcierto referían que miles de personas formaban una montaña de escombros sobre una cantidad desconocida de cuerpos.
Los reporteros precisaban que ceniza y polvo recubrían las calles.
Las informaciones también se centraban sobre el Pentágono, el epicentro del sistema defensivo estadounidense, que había perdido todo su costado occidental. Todo era confuso mientras la movilización de los equipos de emergencia se dedicaba a asistir a los sobrevivientes y buscaban más personas bajo los escombros.
“El número de víctimas va más allá de toda imaginación”, diría el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, visiblemente afectado, durante una entrevista por reporteros de televisión.

 LAS TORRES SE DERRUMBARON CUBIERTAS POR EL FUEGO

Unas 40.000 personas trabajaban en el World Trade Center, considerado entonces como uno de los grandes
símbolos de la economía americana. La hora que se produjo el atentado el doble edificio registraba el intenso tráfico humano de la hora punta.
De pronto un golpe de ruido intenso escuchado en todos los pisos fue el primer aviso que algo sucedía, sin que nadie pudiera precisar las causas.
Tardó en saberse que el primer avión era un Boeing 767 de American Airlines que cubría el trayecto Boston-Los Ángeles y había sido secuestrado con 92 personas a bordo; el otro aparato pertenecía a la flota de United
Airlines y había sido secuestrado tras despegar del aeropuerto Dulles, cerca de Washington, con destino a Los Ángeles y 64 pasajeros.
Casi al mismo tiempo en que las Torres Gemelas desaparecían para siempre, un tercer avión, un 757 de American Airlines que hacía la ruta Washington-Los Ángeles, con 65 personas a bordo, se estrelló contra el Pentágono.
Las historias recogidas confirman que entre los pasajeros figuraba Barbara Olson, una comentarista de la cadena CNN, que tuvo tiempo de telefonear dos veces a su marido, el fiscal general Ted Olson.
Barbara Olson explicó que los pilotos y auxiliares de vuelo habían sido colocados en la zona posterior del avión y que la única arma visible de los secuestradores, que habían tomado los mandos, era un cúter.
Barbara Olson no hizo referencia a la nacionalidad ni los objetivos de los terroristas. El avión quedó pulverizado contra el Pentágono minutos después.
 El edificio, en el que 24.000 personas coordinan un ejército desplegado por todo el mundo, se incendió y se derrumbó parcialmente. Eran las 9.43 de la mañana y la secuencia del horror parecía imparable.

LAS TORRES EN CIFRAS
Las Torres Gemelas fueron diseñadas por el arquitecto estadounidense de origen japonés Minoru Yamasaki y situadas en el World Trade Center en la isla de Manhattan de Nueva York, Estados Unidos.
La Torre 1: tenía 417 metros, unas 110 plantas. La Torre 2 de 415,5 metros unos 107 pisos Juntas reunían 200.000 toneladas de acero. Tenían 43.600 ventanas, 239 ascensores, 71 escaleras automáticas, 50.000 trabajadores Recibía 150.000 visitantes al día, en su mayoría turistas extranjeros.
Eran tan grandes, que necesitaba un código postal solamente para cubrir todas sus plantas.
El estado de Nueva York y 435 compañías de 26 países alquilaban oficinas en las pulverizadas Torres Gemelas.
Las Torres Gemelas albergaban, entre otros negocios, a las famosas corredurías Merrill Lynch y Lehman Brothers, así como al Bank of Yakohama, al Bank of  Taiwan, al Fuji Bank & Trust, a la empresa AIG Aviation Brokerage, a Oppenheimer Funds y a Cantor Fitzgerald.
Tan sólo la firma Morgan Stanley Dean Witter rentaba 50 pisos en las dos torres. Una de las torres tenía en la parte superior unas 10 antenas centrales de televisoras, numerosas antenas auxiliares y la antena maestra de telecomunicaciones en Frecuencia Modulada (FM). Unas 10 estaciones de televisión, incluidas las cadenas más importantes, transmitían desde la torre. Su construcción se inició en 1966.

LOS MUERTOS
De acuerdo con números presentados por el Departamento de Salud en enero de 2002, 166 latinos y 81 latinas estuvieron entre los muertos del WTC, representando 9% del total.
Se cree que muchos inmigrantes indocumentados  perecieron en las torres, pero las compañías que los  empleaban se han negado a reconocerlos por temor a ser sancionados.
Los atentados supusieron el primer ataque importante por una "potencia extranjera" (según fuentes oficiales) contra Estados Unidos desde el Ataque de Pearl Harbor, y la cifra de muertos, casi 3.000, supera a la de dicho ataque (2.400). Los objetivos principales eran los civiles, y no se emplearon fuerzas militares convencionales.
 World Trade Center Torres: 2.595
 Vuelo 11 de American Airlines: 92
 Vuelo 175 de United Airlines: 65
 Pentágono Edificio: 125
 Vuelo 77 de American Airlines: 64
 Shanksville Vuelo 93 de United Airlines: 45
 Total: 2.986

 TESTIMONIO
 Lynn Robbins trabaja en la Asociación Cristiana de Jóvenes en Phoenix.
 Tiene vocación de servicio, y por eso en 1969 se  empleó como azafata en United Airlines donde trabajó durante 33 años. “Nos conocían como 'Los cielos amistosos”, dice, "y yo realmente trataba de hacerlo posible".
 Después que el vuelo 93 de United se precipitó en un campo de Pensilvania, no pudo seguir más en su profesión. Empezó a sospechar de los pasajeros como posibles enemigos. Incorporó el número telefónico del FBI a la agenda de su teléfono celular. En el 2002 se retiró.
"Quizás todos ignorábamos que este tipo de odio existía en nuestro mundo de hoy", dice. "Esa ingenuidad que todos teníamos. Eso no lo recuperaremos jamás".

EL ATAQUE TERRORISTA CAMBIO EL MUNDO
La salud de los socorristas, una sepultura adecuada para los restos humanos mezclados con las ruinas de las Torres Gemelas y el enigma en torno a los desaparecidos -hay más del mil víctimas que nunca se identificaron- son algunas de las grandes cuestiones pendientes cinco años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.
Las víctimas y sus familias han sido indemnizadas gracias a un fondo federal a cambio de renunciar a demandar a las compañías que se vieron envueltas (aerolíneas, seguridad aeroportuaria, etc.)
Con los años, sin embargo, otras cuestiones emergen. Una que preocupa particularmente es la salud de los obreros, policías, bomberos, voluntarios y personal sanitario que trabajaron en los escombros de las Torres Gemelas. Varias demandas judiciales siguen su curso por este asunto, sobre todo contra la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés), un organismo federal cuya máxima responsable afirmaba, una semana después de los atentados, que respirar el aire de la Zona Cero no suponía ningún peligro.
Pero según el hospital Mount Sinai, que ha examinado a miles de estos trabajadores, el 60 por ciento tenían problemas respiratorios meses después y la mitad presentaba problemas psicológicos.
Muchos de ellos siguen bajo tratamiento y otros, que también deberían recibir atención médica, tienen que esperar hasta cuatro meses porque el hospital alega carecer de los fondos necesarios para el programa.
La polémica recobró fuerza con la muerte en enero de un policía de 34 años por una serie de enfermedades digestivas y respiratorias. Por primera vez, la autopsia estableció un vínculo entre la muerte y las horas pasadas en la nube tóxica de la Zona Cero.
 "Los materiales se convirtieron en micro-partículas, que penetran fácilmente en los pulmones", explicó el doctor Stephen Levin, responsable del programa del World Trade Center en el hospital Mount Sinai.

 CANCERES A LARGO PLAZO
Levin cita los vapores de hidrocarburos y el ácido surgido de la combustión del plástico y el amianto como algunos de los elementos más suceptibles de hacer enfermar.
La comunidad médica teme que en 15 o 20 años algunos de los afectados desarrollen cánceres.
En total, 40 mil personas trabajaron en el sitio hasta mayo de 2002, la mayoría sin máscaras, en medio del humo de unos incendios que no fueron totalmente extinguidos hasta diciembre de 2001.

RUINAS CON RESTOS HUMANOS
Otra polémica que ha llevado a las familias de las víctimas a recurrir a la justicia se refiere a las ruinas de las Torres Gemelas trasladadas al vertedero de basuras de Fresh Kills, en el barrio neoyorquino de Staten Island. Según declaraciones recientes del antiguo gerente del lugar, entre las ruinas se mezclan cientos de restos humanos.
Según el abogado de las familias, Norman Siegel, pasó un mes antes de que empresas especializadas no empezarán a buscar los restos para su identificación.
Las víctimas no identificadas "Los derechos de 1,152 familias que nunca recibieron ningún pedazo de los restos fueron vulnerados", explicó.
"La ciudad nunca contó con las familias para decidir la suerte de las ruinas. Sus derechos religiosos han sido despreciados, un vertedero no es una sepultura", agregó. Sólo 1,597 de los 2.749 muertos de Nueva York han sido identificados. Los otros forman parte del balance de víctimas sobre presunciones como su desaparición ese día, su presencia en los aledaños, etc...
Pero esta ausencia de pistas provoca muchos interrogantes, como puede atestiguar la familia de Sneha Philip, desaparecida cerca del World Trade Center la noche antes de los atentados y finalmente retirada de la lista de difuntos a principios de 2004. Según la policía, la joven llevaba una doble vida. Pero sigue sin aparecer, y su familia insiste en que murió tratando de ayudar a la gente a salir de los rascacielos. La familia ha recuperado unas joyas suyas entre los escombros, en lo que podría ser su última oportunidad de probar que Sneha Philip era una heroína, y no una impostora, como explica la revista New York en un reportaje de investigación sobre los desaparecidos del 11 de septiembre.
JUAN REYES
juarosinc@yahoo.com

PERUAN-ITÀ © Copyright 2001- 2006
No part of this site may be reproduced or stored in a retrieval system. 
All rights reserved  liberatiarts