El Pollo a La Brasa" Patrimonio Nacional

POLLO A LA BRASA
PATRIMONIO DEL PERÚ

Después de cincuenta años de satisfacer el paladar de los peruanos, el típico Pollo a la Brasa fue reconocido por el Instituto Nacional de Cultura (INC) como Patrimonio de la Nación. 
Es necesario recordar que en el año 1958 don Edilberto Salgado fundó en el populoso barrio de El Porvenir lo que sería la primera pollería en el Perú.

EL POLLO A LA BRASA, UNO DE LOS PLATOS QUE MAS DISFRUTAN LOS PERUANOS, ES AHORA UNA ESPECIALIDAD CULINARIA PERUANA RECONOCIDA OFICIALMENTE POR EL INSTITUTO NACIONAL DE CULTURA (INC).  UNA RESOLUCION DIRECTORAL PUBLICADA EN EL DIARIO OFICIAL EL PERUANO, INDICA QUE DESDE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO PASADO ESTE PLATILLO SE HA CONVERTIDO EN UNO DE LOS PRODUCTOS DE LA GASTRONOMIA DE MAYOR CONSUMO EN TODO
EL PAIS. SU AMPLIA DIFUSION SUMADA A SU SABOR "INCONFUNDIBLIMENTE PERUANO PERMITE RECONOCERLO COMO UN PRODUCTO DE LA CULINARIA QUE HA GENERADO UNA TRADICION", INDICA LA PARTE CONSIDERATIVA DE LA RESOLUCION. 


El pollo a la brasa peruano:Un plato popular en Japón
Por: Fernando Sea, corresponsal en Japón de peruinforma.com 

La exquisitez del pollo a la brasa peruano no tiene fronteras. Su sabor y aroma se ha extendido fuera del pa・ sudamericano, los mejores cheffs han preparado y degustado el apetitoso plato en los Estados Unidos de Norteamérica y Europa, hasta llegar al Asia. 

Japón, también supo de su variada preparación, presentación y del gustito que representa cuando de saborear se trata. Es que el pollo a la brasa peruano, tiene su propia forma de preparar, sus condimentos lo hacen especial. Aquí hay que señalar que cada cocinero peruano tiene su "propio secreto", para presentarlo más jugosito, más crocantito o simplemente, como si se estuviera degustando en su propio país. 

A ciencia cierta, no se sabe quién o quienes fueron los que prepararon por primera vez el pollo a la brasa, si fueron los italianos o los franceses. Lo cierto es que al Perú llegó a finales de la década de los 50, antes del 60. 

Según el costumbrista radicado en Aichi Ken, Luis Abelardo Takahashi Núñez, el pollo a la brasa peruano debe haber cumplido 45 años, aproximadamente. 

"Al Perú llegaron unos argentinos que abrieron "Pollos Las Carretas", en la avenida España, en Lima. Ellos preparaban el pollito, pero de granja, cuando el verdadero era de corral, con peso, tamaño y sabor diferentes", comenta Luis Abelardo. 

Luego agrega, "antes, -hablo de los año 50-, el pollo a la brasa peruano venía en unas canastitas, con su papas fritas". 

En Japón, el pollo a la brasa peruano es uno de los platos más populares. Desde Tokio hasta Okinawa, existen por lo menos unos 200 restaurantes cuya especialidad es el pollo a la brasa. En 1991 llegaron en grandes cantidades los dekasegui (emigrantes) peruanos. Muchos de ellos pusieron sus tiendas y restaurantes en diversas prefecturas niponas, la 
mayoría especializados en pollo horneado al carbón. 

Es que, un pollo a la brasa entero puede dar hasta 4 porciones bien servidas, con su papa frita y su ensalada. Su costo es menos de 2 mil 500 yenes o su equivalente a 23 dólares aproximadamente. 

Todo restaurante peruano tiene su letrero de "se vende pollo a la brasa". Su humito salido de las brasas, la fragancia que caracteriza al pollito horneado, le hacen especial. 

Los japoneses que no están acostumbrados a este tipo de olor y sabor, contemplan asombrados. Se asoman hasta el lugar y preguntan qué clase de tori (ave) es, y qué condimentos se utilizan para su preparación. 

EL SABOR DE TAMBO DE ORO 
El bachiller en Economía y ex asesor del gobierno militar peruano, del llamado SINAMOS, el nisei César Funato, es uno de los pioneros en la industria del pollo a la brasa. 

Funato tiene casi 15 años viviendo en Japón, en la prefectura de Kanagawa. Fue dirigente de los nikkei latinos, del Centro Latinoamericano de Asistencia Nikkey, siendo conocido en distintas prefecturas, y hasta llegó a ser candidato al Congreso Peruano de la República, en varias oportunidades. La última por el partido de Alejandro Toledo, solo que en la recta final, se retiró. 

Funato tiene la empresa "Tambo de Oro", dedicada a la fabricación de productos envasados al vacío. Hace más de diez años su empresa produce, envasa y vende, los tamales, el pollo a la brasa, pavos, emplasticados, que prepara su compañía. 

Dos años atrás, abrió en la prefectura de Kanagawa, localidad de Yamato, dos restaurantes, el Keimi (cocina peruana e internacional), y muy cerca de allí "Antojitos Misao". Funato se ha puesto a la par con empresas norteamericanas del ramo. 

Al pollo a la brasa peruano, le ha agregado el envase "de exportación". Como si se tratase de una empresa tipo Mc Donald o Kentucky Fried Chiken, Keimi, tiene su propia caja, envasado con su logotipo y agregándole "con la calidad y sabor de Tambo de Oro". 

"Tambo de Oro es conocido en todo Japón, pues los productos se distribuyen entre las tiendas latinas, de habla portuguesa y española, pero el pollo a la brasa Keimi es diferente, su gusto, preparación, sabor...le dan un toque distinto..y su envasado también", afirma orgulloso Funato. 

EL MAS PECHUGON 
En la prefectura de Aichi Ken, en Tagata Jinja, cerca de Komaki, se encuentra "La Casa Vieja", cuyos propietarios, los huaralinos José "Pepe" Sánchez Yoshidaira y su esposa Luisa Kawanishi, expenden cada sábado, cerca de 50 pollos a la brasa gigantescos. 

"Son pollos de granja, pesan más de dos kilos, son pechugones y de piernas grandes, creo que además de nuestro sabor, la gente gusta de comer estos pollos que no encuentra en otro lugar", expresa risueño "Pepe" Sánchez, quien además tiene "Pepe Video", empresa dedicada a alquiler de videos, cuenta con más de 50 programas de la televisión peruana de la semana. 

"EL POLLO LOCO" 
Así se llama el nuevo local "Pollo Loco", inaugurado un mes atrás. Se encuentra ubicado en la localidad de Komaki, y se caracteriza por presentar platos relativamente baratos. Los comensales pueden degustar del Tabejoday (comer la cantidad que se desee en el tiempo indicado), o la parrillada especial. 

Sus propietarios son los limeños José Inagaki y Carlos Irey, quienes invirtieron más de cuatro millones de yenes (unos 38 mil dólares, aproximadamente), en cambiar la fachada e interiores, comprar el horno que trajeron desde el Perú y el alquiler del local. 

"Nuestros pollos son medianos, pero lo vendemos bastante cómodos, lo importante es que el cliente se vaya contento", expresa Inagaki, quien. además, es tantosha o administrador de la Compañia Contratista Sea Berth, que da trabajo a peruanos, brasileños y de Sry Lanka. 

EL MAS MODICO 
El pollo a la brasa más módico, o más barato es el que expenden en su tienda, cerca a la ruta 19, a unos pasos de la prefectura de Kasugai, en Aichi, los esposos Jorge Escalante y Cristina Takahashi. Son pollos crocantes, de buen gusto y a precio chico: mil yenes cada pollo, o casi 9 dólares. 

Los saba-domingos, los latinos llegan desde diferentes lugares, de Nagoya, Komaki, Inuyama. Minokamo, etc, para saborear su pollito. 

EL DORADO EN CHIBA 
En la prefectura de Chiba, en la localidad de Gyotoku, doña Jeanette, una ayacuchana de pura cepa, prepara sus "pailas" de pollo a la brasa. El horno está afuera del restaurante, de manera que todo el humito...el olor a pollo al carbón se expande por el aire y los japoneses se arremolinan para saber de donde llega ese aroma que emana del horno de "El Dorado", que lleva más de cinco años vendiendo las aves. 

EL FOGON DE TOCHIGI 
José Oshiro, es el peruano, propietario de El Fogón, un restaurante con más de seis años en la prefectura de Tochigi. "El secreto está en la condimentación y en el ají que presento", dice Oshiro. 

LA FORTALEZA EN GUNMA 
El huachano Marco Tamayoshi, es también uno de los que tiene más tiempo en la fabricación y venta de productos envasados al vacío. Comenzó con los tamales, salchichas, chorizo, pavos y pollos a la brasa, emplasticados por su empresa La Fortaleza. Hoy se disputa el mercado hispano, con otra empresa peruana de Kanagawa. 

LA FRONTERA IBARAKI-TOCHIGI 
José Cobata, trujillano de nacimiento, le pone el "truquito de sabor", a sus productos. Expende el pavo al horno, el pollo y otros productos emplasticados. Tiene dos restaurantes La Frontera: Uno está en la prefectura de Tochigi, y el más reciente en Ibaraki, en donde expende el tradicional pollo a la brasa. 

EN TOKYO 
En Fussa, Restaurante Kios Chicken, de propiedad de los huaralinos Walter Otsuka y Mónica Inafuku, preparan el pollo a la brasa, con la tradición de la familia. Doña Sara Inafuku, madre de Mónica, es una de las cocineras peruanas que mejor condimentan el pollo, tuvo su restaurante en Chiba, Narita. 

Bembos-Arco Iris, de José Chinen y Hiro Arakaki, está ubicado en Gotanda, cerca del Consulado Peruano, en donde la especialidad es el pollo a la brasa. 

EN SHIZUOKA 
El buen Gusto, es el restaurante que administra Richard Yshiki, en donde los comensales salen contentos al degustar el sabroso pollo a la brasa. Está ubicado en Kakegawa, prefectura de Shizuoka. 


Cortesia de Victor Hurtado Riofrio

PERUAN-ITÀ © Copyright 2000- 2004
No part of this site may be reproduced 
or stored in a retrieval system. 
All rights reserved